La FAPE alerta sobre la crisis del sector con la nueva oleada de despidos en los medios valencianos

151

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) asume y respalda el comunicado emitido por la Unió de Periodistes Valencians en el que lamenta las últimas decisiones de los diarios Las Provincias e Información, que acaban de anunciar una nueva oleada de despidos en sus redacciones y que, una vez más, afectan a decenas de compañeros y compañeras periodistas tanto de Valencia como de Alicante.

Imagen de la nueva redacción del diario 'Información'
Imagen de la nueva redacción del diario ‘Información’

Desde la FAPE y la Unió queremos solidarizarnos con todos los afectados y rechazamos por lo tanto los comentarios en redes sociales despreciando los despidos que algunos compañeros están recibiendo. Y, sobre todo, alertamos sobre la grave crisis que continúa sufriendo el sector, añadiendo a los dramas personales el drama social que supone la pérdida de calidad informativa como consecuencia de este nuevo golpe a la profesión periodística. Hay que recordar a las empresas periodísticas que sin periodismo no hay democracia, pero que sin periodistas tampoco hay periodismo.

En este sentido, es muy grave la situación que está sufriendo el periodismo valenciano, con una precarización evidente de las condiciones laborales y una disminución progresiva de las redacciones que todavía no ha parado. Hay que recordar que despedimos 2019 con el cierre del Diari La Veu y el despido de sus trabajadores y trabajadoras, que llegaban meses después del cierre también de Levante de Castelló y los recortes de plantillas de Levante, Superdeporte y El Mundo.

“Cómo hemos hecho desde hace casi cuarenta años, en la Unió seguiremos defendiendo la libertad de información y de expresión y los derechos de los periodistas, así como la necesidad de contar con medios de comunicación hechos desde nuestro territorio para toda la sociedad valenciana, con una información local de calidad. Por este motivo, hacemos un llamamiento a las empresas periodísticas y a los poderes públicos para garantizar la viabilidad y la fortaleza de un sector clave para la democracia”, finaliza el comunicado.