El escritor y periodista Juan Bolea gana el Premio de las Letras Aragonesas 2018

284

El Gobierno de Aragón ha galardonado con el Premio de las Letras Aragonesas 2018 al escritor y periodista Juan Bolea, en reconocimiento “su sólida trayectoria como escritor, su compromiso con las letras de esta tierra, donde ha tenido un valioso papel contribuyendo a la difusión nacional e internacional de los autores y la cultura”.Este premio, dotado con 10.000 euros que aporta la empresa Viñedos y Crianzas del Alto Aragón, tiene como objetivo reconocer una labor continuada o de especial notoriedad e importancia de personas, instituciones o entes aragoneses, en los ámbitos de la creación e investigación literarias.

Bolea

Juan Bolea es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza, en la especialidad de Historia Moderna y lleva ejerciendo profesionalmente el periodismo desde 1984.  Publicó su primera novela “El palacio de los jardines oblicuos”, con la que ganó el premio de Novela Corta Alcalá de Henares en 1982, a la que siguieron títulos como “Mulata”, “El manager” y “El Gobernador”; en 2005, el autor se inició en el género del thriller, con su serie de la inspectora de policía Martina de Santo, con siete títulos; sus últimas obras han sido “Pálido monstruo” y “Parecido a un asesinato. Su labor en el campo de la literatura, incluye también la coordinación de festivales y semanas literarias, como el Festival Aragón Negro; además ha ejercido cargos públicos como la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza entre 1995 y 1999.

Tras recibir la noticia del premio, el autor declaraba en El Periódico de Aragón, donde colabora como columnista: “lo más bonito es que las instituciones y tus compañeros dicen, este señor es representativo de nuestra cultura por sus características, por lo que ha escrito, por la forma que tiene de expresarse… es una sensación de equilibro y de armonía”; además de destacar su vinculación particular entre periodismo y literatura, señalando que “la mayoría de escritores que nos gustan han combinado felizmente la novela y el periodismo, el reportaje y el relato porque son géneros hermanos. Los he combinado siempre y me ha funcionado muy bien, el periodismo me ha dado la opinión, la realidad, los pies en el suelo y mi literatura nunca ha sido irreal, nunca ha sido fantástica porque aunque he trabajado los géneros siempre se apoyaba en la realidad que, por otra parte, conozco muy bien”.

Sobre su faceta como periodista, Bolea ha señalado también: “Para un contador de historias que es lo que soy, la combinación es extraordinaria. Es realmente mágica. Yo hago las dos cosas y eso es muy importante para mí, en el día a día yo he vivido mis esfuerzos en el periodismo y en la novela, lo hago todos los días y realmente lo hago equitativamente. Por la mañana escribo para el periódico y otras colaboraciones y por la tarde me dedico a mis novelas».