La FAPE pide en el Día del Libro respeto a los derechos de autor morales de los periodistas

496

La FAPE se ha adherido al comunicado emitido por la Federación Internacional de Periodista y la Federación Europea de Periodistas con motivo del 23 de abril, Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, en el que con el título “Luchando contra la información falsa” se señala que en los debates sobre cómo combatir la desinformación hay que defender también, los derechos morales de autor del periodista, verificando la autenticidad de la autoría, citando al autor original y combatiendo las reproducciones alteradas.

Como símbolo de esta reclamación, se ha compartido el logotipo “Derechos morales” como una llamada simbólica a proteger los derechos morales de los periodistas en todo el mundo. Este es el comunicado de la FAPE:

Derechos morales

Todo el mundo necesita información fiable y formas con las que poder luchar contra la información errónea, y eso requiere una protección total de los derechos morales de autor, han expresado las Federaciones Internacional y Europea de Periodistas (FIP y FEP) para conmemorar el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor el 23 de abril.

Una gran parte de las discusiones se centran en combatir la desinformación y las “noticias falsas”, pero hasta ahora no existe una gran discusión ni legislación de cómo mejorar las prácticas en los medios para poder defender mejor el trabajo periodístico y los derechos morales de autor.

“En esta lógica de ‘copiar y pegar’ de las noticias online, nuestras publicaciones pueden ser alteradas y reproducidas en más lugares sin que el autor pueda oponerse a estas prácticas”, ha declarado Anthony Bellanger, secretario general de la FIP. “También nos encontramos con publicaciones que no están firmadas, lo que hace que sea muy difícil poder comprobar la autenticidad de la fuente y decidir si es fiable o no”.

Los derechos de autor de los periodistas incluyen los derechos económicos (que se les pague por el uso de los artículos) y los derechos morales (que los autores tengan el derecho de ser nombrados como el autor original y de poder oponerse cuando su trabajo esté siendo modificado).

“Hoy en día, nos encontramos en una situación en la que el público está debatiendo las noticias falsas pero no se cerciora del origen de los trabajos periodísticos que se encuentran en internet ni de su autenticidad. Esto es una gran parte del problema”, ha expresado por su parte Mogens Blicher Bjerregård, presidente de la FEP.

La FIP y la FEP han hecho una llamada a un movimiento mundial para pedir que se verifique la autenticidad de los trabajos periodísticos con el autor original y urgen a los medios a convertirlo en una práctica común en las redacciones.