La APA apoya las movilizaciones con motivo del 8-M y llama al periodismo a comprometerse con la causa de la igualdad

163

Ante los llamamientos a la movilización social el próximo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Asociación de Periodistas de Aragón (APA) quiere sumarse a este extraordinario impulso con una doble reflexión dirigida a todas/os las/os periodistas y medios informativos, así como a la ciudadanía en general.

DSC_0041 (1)

Primero: La APA comparte la voluntad de que este 8-M sea un punto de inflexión y un jalón fundamental en la acción contra cualquier discriminación por razones de género. El periodismo fue hasta hace unas pocas décadas un oficio esencialmente masculino, pero a él han llegado y llegan mujeres en un rápido y espectacular proceso de transición. Hoy, las facultades de Comunicación gradúan a más alumnas que alumnos y las periodistas han demostrado sobradamente su competencia, entrega y entereza; pero tal fenómeno todavía no ha llegado en la misma proporción a los equipos directivos de los medios. En consecuencia, la lucha por la igualdad está plenamente vigente.

Este 8-M debe convertirse en un hito de tal lucha. Para ello, la APA, que ese mismo día estará volcada en la primera jornada del XIX Congreso de Periodismo Digital a celebrar en Huesca, convocará directamente a las/os congresistas a hacer un paréntesis en el desarrollo de las sesiones y llevar a cabo una concentración en la calle donde se manifieste nuestra solidaridad con el potente aliento reivindicativo que en esa jornada recorrerá el mundo entero. Asimismo, la Asociación invita a sus miembros, a todos los periodistas aragoneses y a los medios a realizar las acciones más adecuadas para hacer visible idéntica actitud.

Segundo: Invitamos a todas/os a tomar posiciones que trasciendan las convocatorias que se producen un día concreto. El periodismo debe comprometerse de manera constante y estratégica con la causa de la igualdad y en contra de la discriminación, el acoso y la violencia machista. Profesionales y medios tenemos la obligación moral de convertir la información y el análisis en parte de un proceso constructivo que rompa barreras y denuncie cualquier agresión psíquica, física, laboral o ideológica contra las mujeres y sus legítimas aspiraciones.

Estamos ante un desafío que reclama nuestra movilización los trescientos sesenta y cinco días del año. Ante un 8-M excepcional, os invitamos a compartirlo.

Junta Directiva de la Asociación de Periodistas de Aragón