Grupo Zeta anuncia el cierre en un mes de las revistas Interviú y Tiempo

54

El Grupo Zeta ha anunciado en un comunicado que cierra sus semanarios Interviú y Tiempo, tanto en su edición en papel como las webs, debido a la “imposibilidad de sostener las importantes pérdidas generadas por ambas publicaciones”, que la editora señala que han sido de siete millones de euros en los últimos cinco años, con una caída en la difusión del 65%. Los trabajadores han señalado además, a través de Twitter, que la empresa despedirá a todos sus trabajadores, unos 50 puestos, y que ha abierto negociaciones para que en un mes se complete un ERE por extinción de empresa.

img-public

La desaparición de estas cabeceras muestra el radical cambio que ha vivido el mundo de las revistas en las últimas décadas. Interviú, nacida en 1976, fue una de las publicaciones más emblemáticas de la Transición y llegó a vender un millón de algunos de sus ejemplares; aunque una de sus señas de identidad fueron las fotos eróticas de toda clase de famosas, publicó numerosos reportajes de investigación y exclusivas; un legado que la empresa reconoce señalando que la hemeroteca de Interviú continuará en la web como “uno de los fondos documentales periodísticos más importantes”. Por su parte, Tiempo nació en 1982 y era uno de los pocos semanarios de información política que seguía publicándose.

El cierre es un episodio más en la crisis económica del Grupo Zeta, que en el último año ya ha dado lugar a distintos conflictos laborales, con despidos, reducción de sueldos y huelgas tanto en estas revistas como en otras cabeceras como el diario deportivo Sport (que también ha despedido al 35% de su plantilla) y El Periódico de Cataluña. Además, según ha publicado El Español, “fuentes sindicales han indicado que Zeta se está reuniendo con las redacciones de todas las revistas del grupo para anunciar importantes ajustes en todas sus cabeceras” y se preparan despidos en los diarios del grupo.

El pasado mes de mayo, el digital El Confidencial ya publicó que Grupo Zeta plantea la venta de El Periódico de Aragón, así como de otras cabeceras regionales y de la división de revistas, para sanear sus cuentas, de acuerdo con el plan de viabilidad elaborado por la consultora Deloitte para la empresa.

Según El Confidencial, Grupo Zeta tiene una deuda de unos cien millones de euros y en diciembre de 2016  ya no pudo pagar el último vencimiento, por lo que solicitó una renegociación y pidió un nuevo crédito para preparar una “reestructuración” en la empresa, que para el Comité de Trabajadores esconde el despido de unos 200 de los 1.200 trabajadores en los diferentes medios de comunicación del grupo.