El periodismo aplaude el consenso político para reformar la elección del presidente de RTVE, pero señala que solo es el primer paso

98

El Pleno del Congreso ha aprobado la reforma de la Ley de la radio y la televisión pública estatal, que establece un nuevo sistema para la elección del Consejo de Administración y el presidente de RTVE, para “recuperar la independencia de la corporación”. El acuerdo parlamentario ha sido aplaudido por organizaciones profesionales como la FESP o la PDLI, tras continuas denuncias del uso partidista de los informativos; si bien los Consejos de los servicios informativos de Radio Nacional y Televisión Española ha emitido un comunicado conjunto  que añade que la norma aprobada es “sólo el primer paso de los muchos que hay que seguir dando”.

rtve

La reforma legal aprobada establece un consejo de diez miembros -seis designados por el Congreso y cuatro por el Senado-, paritario y elegido por concurso público, entre el que se nombrará al presidente de la Corporación. Los consejeros se elegirán por respaldo de dos tercios en cada cámara en primera votación, y, de no conseguirse, por mayoría absoluta que suponga el apoyo de la mitad de los grupos parlamentarios en segunda ronda. En su paso por el Senado, se aprobó una enmienda del PP que cambiaba los votos en segunda ronda a 3/5 (lo que permitiría que PP y PSOE impusiesen sus candidatos sin los demás grupos), pero PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos se unieron para rechazar este cambio.

Ahora, a partir de la publicación en el BOE de la ley, el Congreso tiene 90 días para constituir una mesa de trabajo, formada por expertos en comunicación y profesionales de RTVE, que establecerá las bases del concurso público y luego proceder a la designación del nuevo Consejo y del presidente de RTVE. Así, conseguir un presidente de consenso en estos tres meses es el primer reto pendiente.

Desde los medios también se ha señalado que el nuevo presidente nuevo presidente deberá nombrar directores de los servicios informativos en TVE,  RNE y RTVE.es, reestructurar unas redacciones acusadas de malas prácticas; si bien sigue en mano de los políticos optar entre candidatos técnicos o de su confianza o garantizar la financiación del ente.

Los partidos políticos también reconocieron en el Congreso la necesidad de nuevos cambios con la aprobación de una moción de Unidos Podemos que instas a “promover el comienzo de un proceso que defina un nuevo modelo de radiotelevisión que garantice el pluralismo, la transparencia en la gestión y la independencia política y económica”.