El PSOE anuncia una proposición no de ley para regular las becas en la profesión periodística

54

El secretario segundo de la Mesa del Congreso de los Diputados, el socialista Juan Luis Gordo, ha asegurado, durante un encuentro con militantes para hacer el balance anual, que “no puede ser que bajo la modalidad de becas se explote a algunos periodistas”. El diputado ha anunciado que el PSOE presentará, en el inicio del periodo de sesiones, una proposición no de ley en defensa de la profesión periodística, una iniciativa similar a la que llevó a cabo en la legislatura en la que fue portavoz en la Comisión de Control de RTVE, rechazada por el Grupo Popular.

Gordo-dentro

Durante un encuentro con militantes para hacer balance del año, el también diputado por Segovia explicó en una intervención pública que su grupo “tiene un compromiso con el periodismo y con los periodistas, estamos tramitando distintas iniciativas porque nos parece que es obligado dignificar la profesión”. A su juicio, “no puede ser que, bajo la modalidad de becas, se explote a algunos periodistas [o estudiantes en prácticas] por lo que vamos a seguir trabajando con todo el ahínco para conseguir avanzar”.

Todas las organizaciones profesionales y sindicatos con representación en el periodismo, encabezadas por la FAPE, se han unido en una plataforma para dirigirse a los grupos parlamentarios con el fin de obtener unas prácticas dignas para los estudiantes del sector, a través de la modificación del Real Decreto 592/2014. También participan los alumnos promotores de una campaña llevada a cabo en los mismos términos en la Universidad Complutense, con el objetivo lograr que las prácticas sirvan realmente para mejorar la formación de los alumnos y no como mano de obra barata.

Según el Informe de la Profesión Periodística de 2016, elaborado por la Asociación de la Prensa de Madrid, más del 93% de los encuestados trabajó como becario y, de ellos, el 48,1% no recibió ninguna ayuda económica a cambio. El 42,3% opina que no tiene posibilidades de encontrar un primer empleo y el 46,2% cree que es muy difícil.