Barbastro ha analizado el presente y futuro del mundo editorial en el IV Congreso del Libro Electrónico

142

El IV Congreso del Libro Electrónico de Barbastro ha reunido a más de 100 congresistas especializados para analizar el presente y el futuro de un sector en permanente evolución, en el que como se señaló en las conclusiones finales, “ni siquiera esta´claro ya qué es un libro”. Editores, bibliotecarios, libreros, autores, consultores, educadores, maquetadores y periodistas, entre otros, han participado en este encuentro, pionero en España, organizado por Diputación Provincial de Huesca con la colaboración del Ayuntamiento de Barbastro, la UNED y Amazon España. A lo largo de dos jornadas, no solo se han analizado cuestiones profesionales, como el precio de los ebook, sino que se han presentado ideas innovadoras  y se ha explorado, en conferencias abiertas al público, la actual sociedad digital.

Roger congreso ebook

Así, una de estas charlas se ha dedicado a la dependencia de internet y la posibilidad de vivir actualmente desconectados, con el escritor Enric Punyet. Para este estudioso, “internet explota el deseo de enriquecerse individualmente. Las redes sociales acaban fomentando más el deseo de competir que el de compartir”, por lo que defiende un “punto medio crítico y muy personal entre la completa conexión o desconexión”, como una oportunidad de “reconectar con el espacio público y el diálogo”. El mayor problema para el escritor es cuando internet se plantea como un sustituto de la realidad, como es el caso de las redes sociales. Éstas “muestran de nosotros lo que creemos que somos, no lo que somos. Y parten del falso supuesto de que todos somos lenguaje y cerebro. La relación acaba siendo exclusivamente lingüística. Acabamos actuando como personas con lógica empresarial, basadas en la imagen y el márketing”.

El congreso ha mirado también al año 2025 para hablar de las principales tendencias tecnológicas que afectan al sector con la participación de expertos que han dibujado un panorama de algoritmos que escriben novelas, libros no lineales y Big Data que analizan hábitos y emociones para saber qué va a ser un éxito antes de lanzarlo al público. Según Lauren Romeo, experta en lingüística comunicacional, “llegaremos a un punto que será muy difícil distinguir si un libro ha sido escrito por un autor o un ordenador“.

Debate colectivo

En otra de estas sesiones abiertas se ha examinado la evolución de las industria musical en los últimos años para debatir cómo se puede extrapolar su experiencia y errores al mundo de la edición. Para Roberto Carreras, que en su empresa Muwom aprovecha las plataformas que ofrece internet para crear canciones para artistas o marcas, “debemos tener que aprender de Spotify, Google, que primero te ayudan y luego te venden”.

Javier Celaya, director académico del Congreso, ha hecho un balance muy positivo de este nuevo modelo, que compagina las sesiones generales con las reservadas a profesionales, destacando que en Barbastro se han descubierto y se han debatido varias vías en las que está centrado el negocio del libro y se han abierto otras nuevas sobre las que seguir investigando. Una de las conclusiones a las que se ha llegado es que “2017 va a ser el año de los audiolibros”; pero también se han analizado los portales de recomendación de lecturas o cómo reinventar el negocio de las editoriales y librerías.

En otra de sus líneas de trabajo, el congreso de Barbastro ha servido para presentar cinco proyectos innovadores que aprovechan las posibilidades del entorno digital; aplicaciones para atraer a los niños a la lectura, encontrar nuevas lecturas o sumar a la lectura la escucha y el trabajo de ilustradores. Entre todos, Creative Chain ha recibido el primer premio ePRIZES; el proyecto presentado por David Broto es un libro de registros para certificar la autoría de un ebook, consiguiendo así el empoderamiento de autores y creativos. Según explica su creador: “Un autor registra su obra, si en algún momento un tercero utiliza tu obra, un autor tiene un registro tecnológico que funciona como un poder notarial para proteger la obra.

Darío Pescador clausura Congreso Ebook

Como balance final, María Rodrigo, responsable de Tecnología de la Diputación Provincial de Huesca, ha destacado “la profesionalización del nuevo formato, centrado en los debates, y ese compartir experiencias ha sido muy importante para saber hacia dónde caminamos en este mundo digital”, además de asegurar que la provincia seguirá apostando por acoger citas de estas características. Desde el Ayuntamiento de Barbastro, Sonia Lasierra, teniente de alcalde, igualmente ha destacado el acierto del cambio hacia un nuevo modelo de encuentro que ha llevado al Congreso hacia un “foro más abierto y cercano”.