Fundación Más Vida pide a los periodistas un papel activo para luchar contra la Explotación Sexual Comercial Infantil en el turismo, informando y cuidando el lenguaje

123

Según estimaciones, cada año 40.000 españoles mantienen en sus viajes al extranjero algún tipo de contacto sexual con niños o adolescentes y cerca de dos millones de menores en el mundo son víctimas de Explotación Sexual Comercial Infantil (ESCI). Para luchar contra esta situación, La ONG Fundación Más Vida ha presentado la campaña “¿Y si fuera tu hija?”, que, con la colaboración de la Asociación de Periodistas de Aragón, tiene como uno de sus objetivos sensibilizar a los medios de comunicación en la visualización y denuncia de esta forma de violencia.

RP-Fundación-Mäs-Vida

Las responsables de la ONG y el presidente de la APA, José Luis Trasobares, han presentado en la sede de la asociación una campaña que, antes de la época vacacional, busca promover tolerancia cero ante la ESCI. Además de acciones para sensibilizar a la ciudadanía, formar a los jóvenes o pedir a los turistas que denuncien los posibles casos de que sean testigos, se ha preparado un tríptico con consejos para los medios que inciden en la importancia de informar frente al tabú y del lenguaje que se utilice.

Por una parte, se señala que “no existe el término prostitución infantil, ni turismo sexual infantil” sino que se trata siempre de una explotación basada en un abuso de poder y que es primordial que se sigan y se dé visibilidad a estas noticias. Respecto al lenguaje, se señalan reglas como definir siempre la ESCI como delito, tener claro que los menores no ejercen la prostitución ni ofrecen sexo, centrar la atención en el explotador y el cliente o no usar eufemismos.

Cillas Abadía, directora de Más Vida ha destacado que “la utilización de menores en cualquier acto sexual es un atentado muy grave a los Derechos Humanos”, con más de dos millones de víctimas en el mundo, pero que está aumentando por razones como el turismo sexual virtual y también porque son delitos que en la mayor parte de los casos se quedan sin condena por la falta de implicación de las autoridades locales.

Por su parte, Alexandra Cordero, directora del proyecto, ha señalado que la implicación de los medios es “una herramienta clave” para disuadir a los potenciales consumidores y conseguir que la población “no mire hacia otro lado”, ante un delito que pasa muchas veces desapercibido al cometerse en el extranjero.

José Luis Trasobares ha recalcado el apoyo de la APA a esta iniciativa y ha considerado que los medios prestan atención a las noticias sobre la violencia sexual contra menores, pero que es importante no solo tratarlas de forma adecuada, sino también “no dejar que terminen siendo un factor habitual, una de las cosas terribles que sabemos que suceden, sino estar a la altura de las circunstancias para desvelar las causas y criticar a los responsables”.