Ante los últimos despidos en la COPE, la APM alerta de la pérdida de calidad informativa en los medios

151

La Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), ante el despido de 20 trabajadores de la cadena radiofónica COPE, anunciada el 19 de febrero por la dirección, alerta del riesgo que para la calidad de los medios de comunicación y la información que a través de ellos reciben los ciudadanos supone la constante pérdida de empleo.

Los puestos de trabajo destruidos en los medios de comunicación, que ya se acercan a los 12.000 desde 2008, no hacen sino agravar las condiciones en las que trabajan los periodistas y demás trabajadores de estos medios, que, aparte de los despidos, están sufriendo drásticas reducciones de salarios.

En el caso de la COPE, la dirección de la cadena ha justificado los despidos de estos 20 trabajadores en motivos económicos, la misma causa que ha supuesto que desde el inicio de la crisis haya perdido más de 200 trabajadores y que los que siguen formando parte de la plantilla hayan sufrido una rebaja salarial media del 10 por ciento.

La APM hace un llamamiento a los editores para que busquen y acuerden con los representantes de los trabajadores medidas que no supongan más pérdidas de puestos de trabajo, con el objetivo de que los medios de comunicación puedan seguir prestando el servicio a la sociedad que les es propio.

 

La COPE anuncia 20 despidos.

La dirección de la cadena radiofónica COPE anunció al comité de empresa el 19 de febrero por la tarde el despido de 20 trabajadores, entre periodistas, administrativos y técnicos, alegando motivos económicos, según han confirmado a Apmadrid.es fuentes sindicales. A falta de conocerse oficialmente los resultados de 2014, la empresa registró en 2013 unas pérdidas de unos cinco millones de euros, según las fuentes mencionadas.

Las bajas empezaron a producirse el 20 de febrero. Por el momento, se ha despedido a seis empleados en Madrid (cinco de ellos, periodistas), dos en Sevilla (periodista y técnico), uno en Vigo (técnico), uno en Orense (técnico), uno en Ponferrada (administrativo), uno en Avilés (periodista), uno en Gijón (periodista), uno en Zaragoza (administrativo) y uno en Girona (administrativo), explican las fuentes sindicales citadas. De los despedidos en Madrid, las periodistas Alicia Ayala y Teresa Velayos tenían más de 20 años de antigüedad en la empresa, y los periodistas Juanma Rodríguez y Rubén Uría, más de 10 años, informan los sindicatos. El sexto despedido en Madrid es un técnico que llevaba más de 15 años en la cadena.

La plantilla de la COPE, tercera cadena de radio española por audiencia, propiedad de la Conferencia Episcopal, podría cifrarse tras estas últimas bajas en unas 580 personas, frente a las 800 con las que contaba al inicio de la crisis. El personal se reparte entre unos sesenta centros, calculan los sindicatos, el mayor de ellos en Madrid, con unas 250 empleados. Además, hay unas 40 personas jubiladas parcialmente y, desde julio de 2012 y hasta enero de 2015, la plantilla ha sufrido una rebaja salarial media del 10%.