La FAPE condena sin paliativos el asesinato del periodista mexicano Moisés Sánchez

81

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) manifiesta su más enérgica repulsa por el salvaje asesinato del periodista mexicano Moisés Sánchez Cerezo, director y editor del periódico ‘La Unión’ de la localidad de Medellín el Bravo, del Estado de Veracruz, que había sido secuestrado el pasado 2 de enero. El cadáver decapitado de Sánchez apareció el pasado sábado en un lugar cercano a su residencia. Las autoridades judiciales de Veracruz y el propio procurador general del Estado, Luis Angel Bravo, indicaron que se abrieron investigaciones que inculpan al alcalde de Medellín, Omar Cruz Reyes, como posible ordenante de la muerte de Sánchez Cerezo. Hasta el momento, se ha producido la detención de un ex-policía, supuesto autor del crimen.

El periodista mexicano había recibido numerosas amenazas por las informaciones que a menudo publicaba sobre irregularidades y denuncias contra la citada autoridad municipal por extorsión y tráfico de drogas.

La FAPE se solidariza y envía sus más sinceras condolencias a los familiares de Moisés Sánchez y exige a las autoridades mexicanas el esclarecimiento de las circunstancias del crimen así como la puesta a disposición de la justicia de los culpables del mismo. Según Elsa González, presidenta de la FAPE, la mayor y más representativa de las organizaciones de periodistas de España, “es preciso que México sea ejemplar en la lucha contra la criminalidad y la persecución de los periodistas con el objetivo, no sólo de hacer valer el Estado de Derecho, sino por el bien de la propia imagen internacional del país.

“La situación de la libertad de información en México es preocupante y debe ser un objetivo a reconquistar por parte de todos los organismos de defensa de Derechos Humanos así como por las organizaciones de periodistas”, ha afirmado Jesús Picatoste, secretario general de la FAPE. Asimismo, Luis Menéndez, responsable de la FAPE para las Relaciones Internacionales y componente de la misión internacional de la Federación Internacional de Periodistas, que tuvo lugar en México el pasado mes de septiembre, indicó: “Estamos a la total disposición de los compañeros del Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP) de México así como de la Federación de Periodistas de América Latina para cualquier iniciativa conjunta que tomen para conseguir que México no siga siendo uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas“. Según propios datos de la FEPALC, en el pasado año 2014 hubo nueve asesinatos de periodistas.