Rosa María Calaf: “Contra los cuentos, buena formación y buena información”

48

MADRID | COMUNICACIÓN CURSOS DE VERANO EL ESCORIAL | La periodista y reportera Rosa María Calaf impartió la cuarta conferencia extraordinaria de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid, que se celebran en El Escorial, el pasado miércoles. En su intervención Calaf destacó que “contra los cuentos, buena formación y buena información”.

La veterana periodista y excorresponsal de TVE, Rosa María Calaf, participó en los Cursos de Verano para impartir la conferencia extraordinaria “Informar en el siglo XXI. La verdad disfrazada”, en la que advirtió sobre las amenazas que azotan actualmente al periodismo, como la falta de contraste informativo tras el auge de las nuevas tecnologías, la contaminación de empresas externas a los medios o la actual precariedad laboral. “Hay que abogar por un periodismo riguroso e independiente al servicio de la sociedad”, dijo.

Calaf abrió el debate sobre la labor del periodista en la actualidad a todas las partes implicadas en la calidad de la información, y señaló que “esta tarea debe encaminarse a un mayor acercamiento a la verdad y a la obtención de contenidos de calidad. La prensa debe pasar a un segundo plano el ánimo de lucro para priorizar el objetivo de compromiso con la sociedad”. Añadió que la obligación del reportero es entender las relaciones internacionales y no caer así en confusiones o manipulaciones mediáticas.

Entre las malas prácticas que perjudican a la profesión, se refirió a la perversión del lenguaje y afirmó que “existe un uso interesado del lenguaje al que hay que dar importancia por su capacidad de conformar actitudes. El periodista no debe caer en las buenas palabras para manipular”. Y citó ejemplos del cambio del lenguaje en los textos periodísticos como “anuncios de contactos”, en lugar de “anuncios de prostitución”; “rescate”, en lugar de “intervención”; o “ponderación fiscal”, en lugar de “subida de impuestos”. “Los eufemismos no son inocentes, y aunque no los solemos crear los periodistas, sí los transmitimos”, sentenció.

También alarmó sobre las escasas preguntas que se hacen ahora los periodistas y aconsejó que “se debe cuestionar lo supuestamente incuestionable ya que los errores de la mayoría se convierten en verdad”.

Finalmente la excorresponsal sugirió que “hay que adentrarse más allá del qué y preguntarse: ¿A quién beneficia una información? Solo así estaremos en condiciones de crear una opinión pública sana. La opinión es libre, pero los hechos son sagrados”.

Noticia publicada en la Asociación de la Prensa de Almería