Colabora con el fotógrafo freelance Ricardo García Vilanova

135

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) anima a participar en la iniciativa de apoyo a Ricardo García Vilanova, el fotógrafo freelance que acaba de regresar de Siria tras más de seis meses de secuestro junto a nuestro compañero Javier Espinosa. García Vilanova ha estado todo este tiempo sin ingresar ningún tipo de salario y su familia ha afrontado sus gastos. Más de cien mecenas ya han realizado su aportación este jueves.

Con 30 euros se puede reservar un ejemplar del libro ‘Libya close up’, con sus fotografías, textos de Félix Flores y prólogo de Jon Lee Anderson. Se trata de una ocasión para conocer su obra y además echarle una mano. Asimismo se pueden realizar aportaciones desde 15 euros hasta 1.000 euros (20 libros). El objetivo es vender 1000 ejemplares para que la Editorial Blume publique el libro. Más información de la campaña. Los hashtags son #SupportRicardoGV y #LibyaCloseUp.

 Todos los beneficios de la publicación de su trabajo Libya close up se destinarán a garantizar su seguridad económica hasta su recuperación. Las partes involucradas en esta iniciativa y en la edición y publicación del libro colaboran desinteresadamente.

Las asociaciones de periodistas celebran la liberación de Espinosa y García Vilanova.

La Asociación de Periodistas de Aragón se une a las palabras de alegría y de ánimo, manifestadas por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), a las familias de Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova.  Los periodistas españoles llevaban secuestrados en Siria más de seis meses y por fín han sido puestos en libertad este sábado.  Reporteros Sin Fronteras analiza la noche de júbilo que han vivido los familiares de Espinosa y García Vilanova, tras recibir la noticia de su liberación.

Declaración de la FAPE en las redes sociales.

La FAPE y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), junto al resto de asociaciones federadas y vinculadas a la FAPE, celebran con gran alegría la liberación del periodista Javier Espinosa y del fotógrafo Ricardo García Vilanova, secuestrados en Siria el pasado 16 de septiembre por el grupo yihadista “Estado Islámico de Irak y de Siria (ISIS)” .

ricardo_javier2

Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova, fotografía de archivo./Público

La FAPE y APM transmiten a Espinosa y a García Vilanova y a sus familias la gran alegría y alivio por el fin del secuestro. El pasado 2 de marzo, otro periodista español secuestrado, Marc Marginedas, de El Periódico de Cataluña, había recuperado la libertad.

Como habían hecho en la cobertura de otros conflictos.

Espinosa, García Vilanova y Marginedas asumieron el compromiso fundamental del periodismo de buscar incansablemente la verdad para desvelar lo que los poderes quieren ocultar.

Los secuestros de periodistas suponen una intolerable vulneración de la libertad de expresión y del derecho de información.

Con la comisión de estos delitos, los secuestradores persiguen que los reporteros de guerra dejen de viajar a Siria a fin de imponer un manto de silencio que impida descubrir los horrores del conflicto.

La FAPE y la APM consideran que solo la libre circulación de los periodistas puede dar a conocer al mundo las violaciones de los derechos humanos que se perpetran en las contiendas y de las que la sociedad civil es habitualmente la principal víctima.

Instamos, por lo tanto, a todas las partes en conflicto en la guerra de Siria a que cesen de considerar a los periodistas como un objetivo, respeten la libertad de prensa y liberen inmediatamente a los otros reporteros de diversas nacionalidades todavía retenidos.

Siria se ha convertido en uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo, con 48 reporteros secuestrados en 2013, la mitad de ellos europeos.

Una llamada de Espinosa.

Reporteros Sin Fronteras celebra con inmensa alegría la noticia de que Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova ya están en libertad, sanos y salvos. El Ejército Islámico de Irak y del Levante (ISIS) había capturado al corresponsal del diario ‘El Mundo en Oriente Medio y al reportero freelance el 16 de septiembre de 2013 en la provincia de Raqqa, fronteriza con Turquía.

Una llamada de Espinosa al periódico ‘El Mundo’ advertía anoche de que tanto él como García Vilanova estaban “libres y bien”. Según ha podido saber Reporteros Sin Fronteras, que ha estado en contacto con los familiares de ambos reporteros durante todo el cautiverio, Ricardo y Javier hablaron con sus respectivos sus padres alrededor de la una de la mañana del sábado.

Antonio y María Luisa, padres de Javier Espinosa, reconocen estar “locos de alegría”. En la conversación mantenida anoche con su hijo lo vieron “muy entero y fuerte” y lo encontraron muy alegre. El reportero les explicó que estaba muy delgado y que había pasado mucha hambre.

Los padres de Ricardo García Vilanova, Marta y Luis han contado a RSF que están muy felices y que su hijo les llamó sobre la una. Estaba “muy sereno y muy emocionado” y, sobre todo, preocupado por el padecimiento que ellos habrían pasado durante su secuestro. Le inquietaba especialmente el estado de su abuela paterna, que falleció mientras estaba cautivo.

Ambas familias viajan a Madrid para recibir a sus hijos tras el largo cautiverio. Se espera que Ricardo y Javier lleguen a España a lo largo de este domingo.

“Ha sido una noticia fantástica que llevábamos esperando desde hace meses”, afirma la presidenta de Reporteros Sin Fronteras España, Malén Aznárez. “Es una alegría poder tener a Javier y Ricardo sanos y salvos otra vez entre nosotros, lo que sumado a la liberación de Marc Marginedas significa que, finalmente, y pese a las angustias pasadas, todo se ha resuelto del mejor modo posible”.

“Es un día de júbilo para toda la profesión en España”, añade. ”También es una esperanza para el resto de los secuestrados, cerca de una treintena, entre sirios y extranjeros, en estos momentos. No olvidamos que todavía hay cuatro periodistas franceses entre ellos, y confiamos en que pronto sean todos puestos en libertad”.

La liberación de Ricardo y Javier también ha llenado de satisfacción a sus compañeros. Aurelio Fernández director de comunicación de Unidad Editorial, grupo al que pertenece ‘El Mundo’, ha declarado a Reporteros Sin Fronteras que la sensación que sienten es “alegría después de tanto tiempo esperando, una sensación tan estupenda después de meses de incertidumbre y sufrimiento, es un alivio estupendo”.

Más información de RSF.