El alcalde de Santiago trata de censurar a la prensa

92

La Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela (APSC) considera inaceptable la actitud del alcalde de Santiago, Anxel Currás, de intentar influir en la jueza que lleva el “caso Pokemon”, Pilar de Lara, para que tome medidas contra algunos medios y periodistas que llevan a cabo las labores informativas de este caso. Esta actitud fue contestada por la propia jueza en una providencia -que cita un diario gallego- en la que dice que no es de su competencia realizar “ninguna labor de depuración de la prensa”. De Lara considera que deben conjugarse el secreto sumarial y los fines de la investigación “con el derecho e incluso el deber de informar que tienen los medios”.

La APSC estima acertada la respuesta de la jueza Pilar de Lara y le recuerda al alcalde de Santiago que la libertad de prensa es un derecho constitucional y propio de una democracia desarrollada, exenta de censura. Según la Asociación, los contenidos de las informaciones son responsabilidad de los periodistas y de los editores de los medios, en una graduación que está establecida por los códigos deontológicos de la profesión. Si el alcalde de Santiago se siente herido -han añadido desde la APSC- por informaciones que le afectan o considera que son falsas, dispone de procedimientos legales para denunciarlas, como cualquier ciudadano.

FAPE.

APSC.