Aprendizaje y debate de la profesión periodística, en el Congreso de Huesca

35

El Congreso de Periodismo Digital de Huesca se ha caracterizado por las ponencias en las que ha logrado la presencia de más de 300 profesionales de la comunicación, la multiculturalidad y la variedad de los asistentes desde estudiantes a periodistas y profesores.

Un periodista veterano del evento es Julio Alvira, de 57 años y natural de Huesca, que asegura que ha visto evolucionar al congreso desde su inicio en el año 2000. “Soy un congresista puro y duro“, asevera. Después de asistir a las catorce ediciones destaca el aprendizaje constante y la oportunidad de encontrarse con otros periodistas y de conocer iniciativas que se realizan en otras ciudades. “Solo hace falta tener ganas de aprender”.

Alvira recuerda que al principio había mucho pesimismo respecto a la supervivencia de la edición impresa frente a la versión digital. “A partir del cuarto congreso ya se decía que lo importante era el trabajo, no el soporte”, apunta. “Hay sitio para todos, si el producto es bueno”. Este veterano oscense ya se ha inscrito en la decimoquinta edición, que tendrá lugar los días 13 y 14 de marzo. Espera que se siga debatiendo sobre la rentabilidad económica de los nuevos medios y los posibles inversores. “El congreso es un lujo para Huesca”, concluye.

masterABC

Alumnos del Máster ABC, en la pasada edición del congreso./LP

El Congreso de Periodismo Digital no es solo para profesionales, también está enfocado a los estudiantes. Directos de Madrid llegan los alumnos del Máster ABC, que asistieron por primera vez en la segunda edición, desde entonces repiten e incluso se les concedió un accésit en 2012 por su trabajo en el congreso. En esta línea el coordinador del Máster, Luis Prados, comenta que antes había una asignatura específica sobre Periodismo Digital y se complementaba con la asistencia al congreso. “El profesor de la asignatura coordinaba los contenidos al regreso a Madrid donde invitábamos a algunos de los ponentes para prolongar el debate”, cuenta. En la actualidad los alumnos ejercen de periodistas y cubren la información para incluirla en la página web madrilanea.com.

Por su parte, Luis Prados recalca que el congreso es un clásico. “El debate profesional que se encuentra en Huesca cada año forma parte de los problemas de todo periodista y del futuro mismo del periodismo”. Además de formar parte de las conclusiones de las ponencias, los estudiantes adquieren la experiencia práctica al cubrir el acto como periodistas. El aprendizaje en el congreso se extiende tanto a las ponencias como a los descansos. “Hablas en los pasillos, en las meriendas, en los almuerzos y en la fiesta. El congreso no se agota en las ponencias, es mucho más“, añade el coordinador del Máster madrileño. “En los 15 años todos los grandes medios han pasado por el congreso y en todos se habla de cómo está la profesión, cómo estaba y adónde va”.

Por otra parte, el Congreso da la oportunidad de presentar comunicaciones. El profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Jesús Miguel Flores, ha participado en varias ediciones desde 2004. Según el docente, las comunicaciones constituyen un buen motivo para que los académicos justifiquen, por doble vía, su presencia en el congreso. “No sólo conocer y compartir información, sino, además, la posibilidad de tener una participación escrita que se recoge en las actas del congreso“. Añade que su objetivo de asistir ha sido conocer de cerca la evolución que está teniendo el periodismo y los medios en Internet, así como participar en charlas informales. “Es una forma de percibir las tendencias del nuevo ecosistema de medios que emerge como consecuencia de la evolución de las tecnologías digitales”, explica.

En cuanto a qué aporta el congreso a los asistentes, Flores afirma que en más de una ocasión ha tenido esta conversación con compañeros de otras universidades durante el encuentro oscense y la conclusión es que se trata de un congreso profesional y no académico. “Pero, ¿acaso no es verdad que en la construcción del nuevo periodismo lo académico no debería estar lo más cerca posible al mundo profesional? Y el marco del congreso bien se presta a ello”. Aunque no cree que pueda estar en la XV edición, espera que la organización siga en la misma línea. “El congreso de Huesca se ha convertido en el Sancta Sanctorum del periodismo digital de habla hispana“, indica.

Los medios de comunicación tienen presencia en las ponencias, pero también como difusores de la información que allí se genera. La periodista de la edición digital del Diario del Alto Aragón Chus Sánchez ha cubierto el congreso en los últimos ocho años, aunque al primer congreso acudió como espectadora. “Además de cubrirlo puedo aprender cosas nuevas del sector”, apunta en relación a su trabajo en una plataforma digital. Para Chus Sánchez, el congreso va más allá de un mero carácter profesional: “La llegada del congreso casi es un motivo de fiesta para mí, ya que salgo de la redacción en la que paso todo el tiempo, además es una oportunidad de ver qué se cuece en el sector”.

Respecto a la difusión del congreso en Huesca, Sánchez cree que todos los medios locales dan una buena cobertura y la repercusión que merece. “La pena a veces es no poder informar con gran detalle de cada una de las ponencias, pero en nuestro caso estamos limitados por el espacio”, añade. La periodista oscense anima a los medios de comunicación a ser partícipes del congreso. “Todos los medios tenemos que caminar con Internet como parte de nuestro futuro a corto plazo, y no podemos dejar de lado esta realidad que cada día cambia de tendencia”.