‘Hojas de Albahaca’ recoge los frutos de la tecla de José Hernández Polo

71

El periodista José Hernández Polo propone en su libro ‘Hojas de Albahaca’ (en serio o en broma) una recopilación de ideas, opiniones, anécdotas y un largo etcétera que puede situarse a lo largo de toda su vida. Con la editorial Didot, este profesional del periodismo desarrolla “una caterva de pensamientos, ocurrencias, soliloquios” fruto de sus teclas en este manual con tintes muy personales, según sus propias palabras.

A través de 155 páginas, el lector descubre los pensamientos y las opiniones que se encuentran y discurren en la mente del periodista madrileño, aunque afincado en Zaragoza desde hace años. “Me pregunté que por qué iba a continuar sonriendo a todo el mundo, y decidí contar todo”, apunta el autor respecto a la obra que está cargada de apuntes y consejos. Además los textos no siguen ninguna cronología. “Son flashes que anotaba, que perdía y que retomaba y retocaba pasado un tiempo”, describe sobre ‘Hojas de Albahaca’.

hojasdealbahaca

Portada de ‘Hojas de Albahaca’, escrito por Hernández Polo.

En el libro, Hernández Polo empieza hablando de fallecimientos para acabar debatiendo sobre el placer de la buena gastronomía, pasando por las salas de redacción, tópicos y la dictadura. “La muerte es algo que existe y que se puede pensar cualquier momento. Puede ser que parezca pesimista, pero quiero ser optimista, me esfuerzo por superar las situaciones difíciles”, apunta al hecho de comenzar las páginas con la muerte.

Algunos de los temas son muy críticos con la sociedad pasada, presente y futura. En esta línea, recuerda que fue un niño de la guerra, que le endureció y que aprendió a tomarse en broma muchas cosas. Sin embargo, añade que todo no lo ve negro, solo ve negro los temas a los que se refiere en su libro. Y recalca: “Siempre se tienen dosis de esperanza, confió en el ser humano”.

En las últimas hojas, el profesional veterano dedica unas reflexiones acerca de la corrupción y la sociedad, incluso cita algunos consejos, recogidos en derecho antiguo, que podrían explicar la situación de crisis. “Los males están arraigados en la sociedad, si ésta fuera limpia y honesta, también habría políticos limpios y honestos”, opina.

Pero Hernández Polo no solo se dedica a reflexionar sobre el panorama actual en su libro sino que recomienda seguir la máxima de Ulpiano que se fundamenta en tres principios “fundamentales”, según el periodista. Se trata de no hacer daño al otro, dar a cada uno lo suyo y vivir honestamente. “Si te atienes a eso, serás una persona estupenda y crearás una sociedad estupenda”, concluye.