Recuperados más de 2.000 objetos arqueológicos expoliados

249

La Guardia Civil ha intervenido más de 2.000 objetos arqueológicos expoliados en yacimientos de Aragón y zonas limítrofes. La Operación Helmet II ha permitido detener a una persona y recuperar, en la provincia de Zaragoza, piezas de gran valor científico e histórico.

El presunto autor de varios delitos contra el patrimonio histórico tenía en su poder restos de un casco celtibérico, puntas de lanza y flechas, espadas, monedas, cerámicas y otros objetos. La Benemérita ha registrado una ebanistería y dos viviendas, hallando gran cantidad de mapas cartográficos de yacimientos arqueológicos. Diario Altoaragón

helmet22

La operación “Helmet II” se ha saldado con la detención de un vecino de Alagón que coleccionaba ilegalmente más de 2.000 piezas arqueológicas de gran importancia histórica y científica. En los registros practicados en una ebanistería (Utebo) y en dos domicilios (Zaragoza capital y Alagón) se ha intervenido gran cantidad de mapas cartográficos sobre zonas o yacimientos arqueológicos. Este hombre, según fuentes de la investigación consultadas por ARAGÓN PRESS, había trabajado con el arrestado en el mes de marzo de 2012 por el expolio de unos cascos celtíberos en Aranda de Moncayo. Aragón Digital

Se trata de un hombre muy aficionado a la arqueología, aunque autodidacta, del que por el momento no han trascendido más datos. Sí se sabe que su detención responde a una segunda fase de la operación “Helmet”, que el pasado mes de marzo llevó a la detención de un vecino de Aranda de Moncayo que tenía más de 4.000 piezas arqueológicas de diversas culturas, especialmente del periodo celtíbero peninsular. Presuntamente llevaba quince años expoliando el yacimiento de la ciudad celtibérica de Arátikos, ubicado en esa misma localidad, y vendía los objetos a entendidos alemanes. Heraldo.es

helmet3

Finalmente, la Audiencia Provincial de Zaragoza ha dado la razón al Ayuntamiento de Aranda de Moncayo, que podrá ejercer la Acusación Particular en el juicio contra Ricardo G. P. –y presumiblemente contra los otros dos imputados–, por presuntos delitos contra el patrimonio histórico, si finalmente se celebra.

Los juzgados no lo habían permitido hasta el momento, al considerar que las tierras donde habrían ocurrido los hechos no eran de propiedad municipal –las había comprado el imputado–, pero finalmente el consistorio ha logrado probar que, en parte, ocurrieron en terrenos municipales. El Periódico de Aragón

 

SUBASTAS

La investigación nació de la denuncia de un arqueólogo alemán, que a finales del año pasado comunicó a las autoridades españolas que unos cascos que iban a ser subastados en Alemania –finalmente se paralizó el proceso– corresponderían al yacimiento de Arátikos, en Aranda. Una fotografía del vecino de Illueca en una red social, en la que posaba con un casco celtibérico de características similares, puso a la Guardia Civil tras su pista, y finalmente fue arrestado. Le decomisaron el citado material –cascos, falcatas (espadas), munición de honda…–, y detectores de metales que los vecinos de la comarca le habían visto utilizar; según él, hace más de 15 años, con lo que el delito habría prescrito. El Periódico de Aragón

 helmet1

Información publicada el mes de marzo por Heraldo

No es experto en arqueología ni patrimonio pero sí aficionado y vio claro el negocio: recoger miles de piezas arqueológicas durante 20 años en los alrededores del yacimiento celtíbero de Araticos (Zaragoza) y venderlas a entendidos alemanes que las codiciaban, conocedores de su gran valor.

Esta es la historia de un vecino de la zona de Aranda de Moncayo, una localidad zaragozana de poco más de doscientos habitantes que cuenta con uno de los yacimientos celtíberos más importantes, que ha sido detenido por presuntamente expoliar, durante entre 15 y 25 años, restos arqueológicos. Leer más

La operación, denominada ‘Helmet’, se ha desarrollado en la provincia de Zaragoza y ha permitido la recuperación de joyas y otras piezas propias de los enterramientos de los guerreros de la época celtíbera, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado. Más información