La crecida del Ebro

43

Las abundantes lluvias caídas el pasado fin de semana en el norte de Navarra causaron unas crecidas extraordinarias en los ríos Arga, Irati y Aragón, los cuales han provocado una nueva crecida del río Ebro, similar a la de mediados de enero, que amenaza con arruinar las cosechas de verano de la ribera aragonesa.

La punta de la riada entró el 11 de junio en tierras aragonesas, donde anegó miles de hectáreas entre los términos de Novillas y Alagón. A la primera de estas localidades la crecida llegó con 6,62 metros de altura, similar a la del comienzo de la Expo en el 2008, según los vecinos. Y se espera que la avenida alcance Zaragoza con un caudal de 1.700 metros cúbicos por segundo y 4,59 metros bajo el puente de Santiago.

crecidachus

Foto: CHUS MARCHADOR

Ya son cuatro las riadas que sufren los pueblos aragoneses ribereños del Ebro desde finales del año pasado. De hecho, el año comenzó con miles de hectáreas totalmente cubiertas por el agua durante semanas. La previsión es que la punta de la crecida dañe los términos municipales de Boquiñeni, Pradilla y Alagón.

La fuerza del agua a su paso por Zaragoza ha provocado que el embarcadero de la Expo, recién colocado, se haya soltado y haya sido arrastrado hasta el azud. Los Bomberos aseguran que esperarán al viernes, cuando el nivel del río haya descendido, para realizar el ‘rescate’ con seguridad. Por el momento, el caudal del Ebro no permite realizar la operación de ‘rescate’ del embarcadero sin riesgos personales

azudarrastrado

Foto: A. ABRIL

En Navarra el Ebro ha causado estragos. Las primeras informaciones de las que dispone el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) hablan de entre 1.500 y 2.500 siniestros en Navarra debido a las inundaciones de los últimos días y de un coste, “aún muy orientativo”, de 20 millones de euros.

 

Galería de el Periódico de Aragón