González: “La salida de profesionales reduce la calidad del periodismo”

82

La presidenta de la FAPE afirma que el avance tecnológico no está reñido con el fortalecimiento de los principios del periodismo en la ‘II International Conference on Media Ethics’.

La ética periodística es transversal a todos los soportes, la única apuesta para salir de unos tiempos complicados por el cambio de modelo, de tecnología, e incluso, a causa de la crisis económica, es clave en la evolución democrática. Es la gran aportación que precisa la sociedad”, ha asegurado esta mañana Elsa González, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), en la ‘II International Conference on Media Ethics, que se celebra en Sevilla desde el pasado día 3 de abril.

elsagonzalezhuescaxiv

Un centenar de comunicaciones en inglés y castellano y 30 conferenciantes de la talla de Clifford Christians, Rafael Capurro o Cees Hamelink han pasado por esta segunda edición de un encuentro que pretende hacer un profundo análisis de la ética periodística, y que, bajo la dirección de Juan Carlos Suárez, organiza la Universidad de Sevilla y el Grupo de Investigación: “Pensamiento crítico, Comunicación y Derechos Humanos” (SEJ 495 de grupos PAIDI. Consejería de Innovación y Ciencia).

La presidenta de la FAPE, organización que colabora en la Conferencia, ha expresado su convencimiento de que “sin credibilidad no existe el periodismo porque el profesional de la información aporta ese plus de calidad, contextualiza, destaca lo fundamental, contrasta fuentes, y lo cuenta, o debería hacerlo, bien. Eso es lo que nos distingue de una red social, en este siglo XXI que lleva el sello de la tecnología”.

Tras asumir que los periodistas “hemos perdido peso específico social, hacia el exterior, pero también hacia adentro”, González ha señalado como responsables de ese debilitamiento a aquellas empresas periodísticas que anteponen la audiencia a todo lo demás. “Algunos medios han forzado los límites con el legítimo fin de hacer caja, pero a costa de casi todo. Se abusa de la politización, del periodismo de declaraciones o del corta y pega. Se contratan jóvenes mal pagados y se despide anticipadamente a veteranos que tienen mucho que demostrar. La salida de profesionales consolidados, con experiencia y fuentes, reduce la calidad del periodismo y la credibilidad de los medios. Podemos decir que debilita la calidad de la democracia”.

Elsa González, que también ha enumerado los muchos casos de periodismo de calidad que siguen vigentes en España,  ha puesto de manifiesto la oposición de la Federación que preside a algunos puntos de la pretendida reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, como la penalización del derecho a proteger fuentes o de la publicación de determinadas filtraciones de un sumario. Además, “la Ley -ha dicho- no contempla nuestros derechos de autor y, sin embargo, sí somos responsables ante un juez por nuestras informaciones”, razón por la que la FAPE ha solicitado intervenir, como  un colectivo más de los llamados, a expresar su opinión sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

Para finalizar, la presidenta de la FAPE ha recordado la apuesta de la organización que preside por la autorregulación y por un Código Deontológico que marca límites y recomendaciones para un correcto ejercicio del periodismo. “La calidad de nuestra democracia, el futuro de nuestra sociedad depende directamente de la responsabilidad ética que asuman los medios y del ejercicio responsable de los periodistas”, ha concluido.

En la mesa redonda “La ética como seña de identidad profesional en la era del periodismo digital” han participado, además de Elsa González, el presidente de la Asociación de la Prensa de Huelva, Rafael J. Terán y el presidente de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE, Manuel Núñez Encabo, que ha hecho referencia al desarrollo y funciones de dicha Comisión, incidiendo en las modificaciones que se han efectuado desde su creación, en 2005, en cuanto a composición, funciones y como punto de referencia y de vanguardia en el panorama europeo y para la cooperación de los países árabes y latinoamericanos.