La APA lamenta la pérdida del periodista aragonés, Joaquim Ibarz, premio Asociación de la Prensa de Aragón a la trayectoria en el año 2002

157

12 de marzo de 2011.- La APA lamenta la pérdida del periodista aragonés, Joaquim Ibarz, que ha fallecido a causa del cáncer de próstata y el tumor cerebral que padecía hace unos años. El funeral se celebrará el domingo a las cinco de la tarde en la iglesia parroquial San Juan Bautista de Zaidín, en cuya casa natal se ha instalado la capilla ardiente.

Nació en Zaidín (Huesca) en 1943, estudió en la Universidad de Navarra corresponsal de La Vanguardia en América Latina durante 30 años, recibió en el premio internacional de periodismo más antiguo del mundo el María Moors Cabot, reconocimiento instituido en 1938 que otorga la Universidad de Columbia (Nueva York) a los informadores americanos que contribuyen con su trabajo al entendimiento entre los países del continente. Joaquim Ibarz, el primer periodista europeo que recibe este reconocimiento.

La  Asociación de Periodistas de Aragón, le concedió el premio a la trayectoria en el año 2002, por su carrera profesional, especialmente enfocada a la política internacional. Además, en el año 2010 recibió también el reconocimiento de los profesionales aragoneses en el marco del VIII Encuentro de Periodismo de Altura celebrado en Castejón de Sos, organizado por la Asociación de Periodistas de Aragón y el Congreso de Periodismo Digital. En diciembre de 2010 el ayuntamiento de Zaidín le nombro hijo predilecto de la localidad.

Joaquim Ibarz cubrió los acontecimientos más importantes ocurridos en el continente americano desde los conflictos armados en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, Colombia o Perú hasta todo tipo de noticias periodísticas ocurridas en México, Cuba, República Dominicana, Venezuela, Ecuador, Brasil y Bolivia.

El prestigioso periodista oscense comenzó su carrera en 1966 como redactor en el diario El Noticiero de Zaragoza de donde fue expulsado dos años más tarde al ser detenido por participar en una manifestación estudiantil antifranquista. En 1969 comenzó a trabajar en el vespertino barcelonés Tele-Express, como redactor de internacional. En 1972 fue uno de los que junto a periodistas como Eloy Fernández Clemente fundó Andalán. A partir de 1973 se convirtió en su jefe de internacional y dos años más tarde pasó a encargarse de la sección de Cultura y Espectáculos. En 1977 asumió la dirección ejecutiva del semanario Primera Plana, del que era director Manuel Vázquez Montalbán. También dirigió la revista Ser Padres en 1981 y el semanario Muy Interesante, del grupo alemán G&J. Pero es a partir de 1982 cuando se incorpora a La Vanguardia como corresponsal en América Latina, con residencia en Ciudad de México. La corresponsalía se ha ocupado desde entonces de cubrir informativamente gran parte de América Latina. Con el paso de los años se ha convertido en una referencia del periodismo español en Latinoamérica. Durante sus veintiocho años como corresponsal en esa región, Ibarz vivió momentos cruciales para la historia de América Latina, como el golpe de estado de Alberto Fujimori en Perú o la deposición de Manuel Zelaya en Honduras, mientras que su periodismo crítico le llevó a convertirse en el primer español en ser expulsado de Cuba, en 1991.

Gran parte de las críticas de este corresponsal hacia la política latinoamericana recayeron sobre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien reprochaba haber iniciado una época de inestabilidad en la región tras cambiar la Constitución para poder tener todos los poderes sin ningún control

Joaquín Ibarz fue un auténtico trotamundos y un maestro del gran reportaje, la entrevista y la crónica, virtudes de las que dio muestra en su blog.

Proyecto museístico “Casa de usted. Casa vostra”

Joaquín Ibarz estaba trabajando mucho y era su gran ilusión abrir al público en Zaidín una Casa Museo dedicado a América. La “Casa de usted. Casa vostra”, un auténtico museo donde se pudiera contemplar toda su colección personal de piezas artísticas y tradicionales que fue adquiriendo en casi todos los países de América Latina adonde le llevó su actividad periodística. Es una colección de más de dos mil piezas formada por tejidos, sombreros, piezas de plata, relicarios, cerámicas, muebles y hasta 400 máscaras de prácticamente todo el continente americano.