En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la junta de la Asociación y el Colegio Profesional de Periodistas de Aragón defiende la labor esencial del periodismo en tiempos de pandemia, y su valor para la sociedad frente a los buenos y la desinformación.

Este 3 de mayo, celebramos el Día Mundial de la Libertad de Prensa, un día en el que tenemos mucho que decir, mucho que celebrar y mucho que reivindicar.

Por segundo año consecutivo la pandemia nos ha privado de la posibilidad de disfrutar de la fiesta de los periodistas como solíamos hacer.

La buena noticia es que ya queda menos para volver a abrazarnos.

En estos meses hemos trasladado las redacciones y las oficinas a nuestras casas.

Hemos vivido situaciones difíciles, ERTEs, y pérdida de condiciones laborales en muchos casos.

Pero también hemos puesto en valor el periodismo y la comunicación,

recordando lo importante que es para la sociedad,

informando frente a los bulos y la desinformación,

ofreciendo nuestra mirada a la ciudadanía

y poniendo de relieve la importancia de la ciencia y la investigación.

Este 3 de mayo lo pasamos de nuevo desde la distancia,

y pese a las mascarillas, la voz de los periodistas sigue sonando alta y clara:

¡¡Pronto volveremos a estar juntos!!