La covid-19 generó un cambio de tendencias en los medios de comunicación y supuso el resurgir del periodismo ciudadano y social en periódicos como el ‘Diario de Teruel’. Lo asegura su delegada en el Bajo Aragón, Maribel Sancho, en la ponencia ‘El papel del ciudadano en la información durante la pandemia’, en el marco del III Congreso de Periodismo y Repoblación de Urriés.

Los temas políticos “desaparecieron con la llegada de la pandemia y cambiaron los actores principales de las noticias”, afirma Sancho. En este sentido, “el ciudadano se convirtió en protagonista y fuente de información”, añade, tras mostrar ejemplos de reportajes donde aparecen personas corrientes con algo que contar debido a la pandemia. Desde las trabajadoras de una farmacia del medio rural hasta una pareja turolense que no podía volver de la ciudad ucraniana de Kiev con su hija recién nacida, pasando por miembros de la Policía Local en Teruel, que ofrecían consejos a la ciudadanía en los primeros días del confinamiento.

La aparición de estos temas, y el despertar de una ola de solidaridad entre los vecinos de las diferentes localidades turolenses, generó que el Diario de Teruel alcanzara en algunas ediciones las 56 páginas. “Cuando llegó el confinamiento, y nos metimos en nuestras casas, nos preguntábamos si podríamos sacar un periódico con 40 páginas, y al final terminaban sobrando temas”, apunta Maribel Sancho. Así, el foco de la noticia se trasladó, entre otros protagonistas, a empresas de confección textil como Rams, que realizó mascarillas para el hospital de Alcañiz, a los agricultores del Matarraña que desinfectaban a diario con sus tractores las calles de los municipios, y a la iniciativa epistolar que reconectó a las personas oriundas de Fuentespalda que viven en diferentes lugares del país.

Tras dos primeros meses en los que los efectos de la borrasca Gloria coparon algunas de las portadas del rotativo turolense, la covid-19 ocupó la primera plana de la información de este medio regional, que se convirtió en un “referente informativo” para la ciudadanía. “Muchos ayuntamientos colgaban nuestra edición completa en el bando municipal para que sus vecinos se informasen”, detalla Sancho. “Hemos cubierto un papel importantísimo como servicio público”, concluye.