La USJ, la Guardia Civil y los medios de comunicación debaten sobre el derecho a informar y las ‘fake news’

166

La Universidad San Jorge (USJ) acogió, este miércoles, una jornada participativa, enmarcada en los actos de celebración del 175º aniversario de la Guardia Civil, en la que docentes de la institución académica, periodistas de medios de comunicación y guardias civiles debatieron sobre la posición de la víctima frente al derecho a informar, la visión de la Benemérita en los medios de comunicación, la responsabilidad de los medios sobre el concepto de seguridad subjetiva y las ‘fake news’.

jornada-comunicacion-usj-periodismo-guardia-civil

En la jornada participó la decana del Colegio Profesional de Periodistas de Aragón, Isabel Poncela, destacó que los periodistas deben ser “extremadamente rigurosos y acudir a las fuentes ante noticias sensibles” porque “tienen la responsabilidad de asegurar que las informaciones no inciten al miedo y al malestar”. Poncela, también delegada de la Agencia EFE en la Comunidad, realizó estas declaraciones en la mesa redonda sobre la responsabilidad de los medios sobre la seguridad subjetiva, un concepto que alude a la percepción de seguridad que la ciudadanía tiene sobre un entorno, un ámbito o una temática.

Moderada por el director de El Periódico de Aragón, Nicolás Espada, la mesa redonda también contó con la participación, entre otros, de Javier Lasheras, profesor de la USJ y licenciado en Derecho, quien explicó que “el derecho a la información solo tiene límite en los derechos subjetivos de terceras personas, así que no se puede obligar a un medio a decir la verdad si no vulnera esos derechos”, por lo que, realmente, “las informaciones que generan miedo están amparadas por la Constitución”. Por su parte, José Rafael Soler, teniente coronel de la Guardia Civil y jefe de la Comandancia de Teruel, destacó las consecuencias que genera la seguridad subjetiva. “Cuando no se informa correctamente y aumenta la inseguridad ciudadana, se genera un miedo que tiene una acción directa en las personas: disminuimos nuestra libertad porque actuamos de manera distinta a como lo haríamos si no sintiéramos ese temor”, declaró.

Protección de la víctima frente al derecho a informar

La primera mesa redonda, moderada por Mikel Iturbe, director de Heraldo de Aragón, trató la protección de la víctima frente al derecho a informar. Antonio Prieto, docente de la USJ, doctor en Comunicación y licenciado en Derecho, afirmó que una ley de prensa no protegería a la víctima porque “no daría soluciones a todas las casuísticas”, de modo que “es el tribunal quien tiene que valorar todos los hechos e intereses y dar una solución jurídica a posteriori”.

Eva Pérez, directora de contenidos de Cadena SER-Aragón, apoyó esta opinión, pero añadió que “los medios cuentan historias para denunciar y cambiar realidad” partiendo de la idea de que “todas las víctimas merecen que se cuente su historia”. Por su parte, José Luis Sanz, cabo 1º de la Guardia Civil y jefe del Área de Delitos Contra las Personas de la Comandancia de Zaragoza, manifestó que “es innecesario dar informaciones escabrosas” porque en ocasiones “los familiares se enteran de ciertos detalles por la prensa” y “el daño que provoca esta situación está por encima del derecho a informar”.

La Guardia Civil en los medios de comunicación

La visión de la Guardia Civil en los medios de comunicación fue la temática de la segunda mesa redonda moderada por Guillermo Fatás, doctor en Filosofía y Letras, Catedrático Emérito de la Universidad de Zaragoza y Doctor Honoris Causa de la Universidad San Jorge. Esther López, redactora de informativos de Aragón TV, aportó dos claves para que la relación de los medios y la guardia civil sea fructífera y respetuosa. “Los periodistas debemos exigir inmediatez, pero no a cualquier precio, porque, primero, hay que asegurar la veracidad. Además, debemos tener cuidado con la información que está embargada porque su publicación puede ser perjudicial”, explicó.

Sira Hernández, profesora del Centro Universitario de la Defensa, introdujo en el debate la influencia de la ficción televisiva en la imagen del cuerpo y ha afirmado que las series “aportan una verdad poética” que no siempre es fiel a la realidad. Sin embargo, ha añadido que “si las historias resultan verosímiles, pueden parecer reales”. En este sentido, Ana Cristina Otín, guardia civil responsable de la Oficina de Comunicación de la Zona de Aragón, explicó que “la Guardia Civil es una marca registrada”, por lo que el cuerpo “supervisa las series y películas para asegurar que lo mostrado se asemeja a la realidad y no caer en los estereotipos”.

Fake news y manipulación de la información

La sesión de la tarde contó con la mesa redondaFake news, manipulación de la información a través de la red’, en la que participaron Lourdes Funes, periodista de Onda Cero; José Juan Verón, vicedecano del área de Comunicación de la Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales de la USJ y vocal de la Asociación y Colegio Profesional de Periodistas de Aragón, y Alejandro Bernués, teniente de la Guardia Civil de la Comandancia de Huesca. El director del grado en Derecho de la USJ, Rafael Bernad, fue el encargado de moderar la conversación.

Carlos Pérez Caseiras, rector de la USJ, y Carlos Crespo, general jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil, inauguraron la jornada y agradecieron la participación de los ponentes. Carlos Crespo explicó que “la comunicación es fundamental para romper los tópicos que rodean a la Guardia Civil” y reconoció que, aunque el cuerpo “se ha dedicado a ello de manera reciente”, son conscientes de su importancia.