Para defender la profesión en el sector público la APA-Colegio de Periodistas reclama a la Universidad de Zaragoza y prepara un código de buenas prácticas

171

La Asociación de Periodistas de Aragón-Colegio de Periodistas de Aragón se ha dirigido al Rectorado de la Universidad de Zaragoza para mostrar su rechazo por las convocatorias, casi simultáneas, de dos becas para alumnos en su Gabinete de Comunicación y de la plaza de máximo responsable del mismo, en los dos casos sin exigir ningún título ni conocimiento sobre la profesión; por ello se pide una reunión previa a actuaciones legales. En paralelo, para luchar contra parecidas y muy comunes situaciones y regular la situación de los periodistas en el sector público se invita a todos los asociados a participar en un grupo de trabajo que elaborará un código de propuestas que se presentará a los partidos políticos de cara a las próximas elecciones autonómicas.

Stop-intrusismo

La Universidad que forma en un título y lo deja de lado

La Universidad de Zaragoza publicó el día 6 de marzo la convocatoria de dos becas de prácticas (una con perfil Comunicación y otra Imagen) para apoyar en las labores de su Gabinete de Comunicación; sin embargo, a pesar de las funciones detalladas en la convocatoria o de que incluso la documentación a aportar para los interesados incluye preparar una nota de prensa, la presentación a estas becas está abierta a alumnos de cualquier carrera. Más estupor provocó el Rectorado escasos días después, cuando el día 11 se convocó, como puesto temporal, la plaza de jefe del Gabinete de Comunicación, abierta a todos los funcionarios de la Universidad de Zaragoza de nivel A (cualquier licenciatura o grado),  simplemente presentando “un currículo donde consten todos aquellos datos que los interesados deseen aportar en relación con sus conocimientos y experiencia, que guarden relación con las funciones a desarrollar” y sin detallar ni criterios ni pruebas de selección.

La suma de estas dos decisiones ha causado “asombro y profundo malestar” señala José Luis Trasobares, presidente de la APA y decano interino del Colegio en una carta enviada al rector de la Universidad de Zaragoza, en la que se pide una reunión para tratar esta situación; también se ha comunicado que si no se produce una salida satisfactoria al problema, se presentarán alegaciones formales, mientras se estudian posibles acciones jurídicas.

En la carta, José Luis Trasobares destaca especialmente que la Universidad de Zaragoza creó hace ya diez años su propio grado de Periodismo, por lo que “forma y faculta para el ejercicio de una profesión a la que luego, cuando se trata de cubrir puestos internos, deja de lado, como si ese título que otorga no sirviese, en su propia consideración, absolutamente para nada. La contradicción es tan evidente, que le ahorro más argumentos al respecto”. Igualmente se destaca que “comunicar no es un cometido para aficionados o para personas formadas en ello de manera autodidacta, sino una función técnica especializada y que responde a una concreta formación académica” y que la excusa de que la Universidad respeta en estas convocatoria la ley es “absolutamente superada por la realidad, incongruente con la programación académica de los estudios de Periodismo y por ello ilegítima y extemporánea”.

Un código para normalizar la situación de los periodistas en el sector público

En paralelo a este caso concreto,  la convocatoria de elecciones autonómicas y locales ha llevado a poner en marcha con urgencia un proyecto concebido como el primer cometido del Colegio Profesional: la elaboración y aprobación de un código de buenas prácticas que regularice y ponga bajo control la situación de los periodistas en el sector público.

Periodistas de Aragón (Colegio y Asociación) destaca que “son muchos los profesionales de nuestro sector que trabajan para medios, instituciones de todos los rangos, sociedades e institutos. Se les paga con dinero del erario, pero su selección, condiciones laborales, garantías profesionales y asignación de cometidos dista mucho de estar normalizada. Peor todavía: el desbarajuste es monumental, de forma que a menudo las circunstancias de cada cual dependen del capricho o las ocurrencias de quienes deciden designaciones o contratos”.

Con el objetivo de poner “un mínimo de orden y objetividad”  se ha comenzado la creación de un grupo de trabajo destinado que redacte “un código o resumen de propuestas destinado a poner fin a la sobreexplotación, la precariedad, la discrecionalidad y el uso partidista de la labor de los periodistas en el sector público”, con la meta de aprobarlo y presentarlo a los partidos políticos durante la campaña electoral.

Los socios interesados en participar pueden enviar un correo electrónico a info@periodistasdearagon.org hasta el día 26 de marzo y con todos los voluntario se organizará una reunión para poner en marcha el grupo.