El informe anual “¿Periodistas contra el racismo?” de Unión Romaní destaca el descenso de noticias positivas sobre la comunidad gitana

59

La ONG Unión Romaní ha presentado la 14ª edición del informe “¿Periodistas contra el racismo? La prensa española ante el Pueblo Gitano 2017”, un estudio en el que se han analizado en profundidad un total de 2.331 noticias de 406 medios de comunicación, así como seis programas de televisión. Según sus conclusiones, los periodistas tienden a la neutralidad y las informaciones neutras alcanzaron un aumento destacado respecto al 2016, mientras que las informaciones negativas siguen manteniéndose en la prensa escrita y digital con un índice similar, pero las piezas valoradas como positivas han caído en picado.

gitanos-dentro

El presidente de Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez, destacó que el descenso de las noticias positivas supone un gran retroceso y es motivo de alerta, sobre todo teniendo en cuenta la situación política y social, con un viraje cada vez más claro hacia la derecha y la extrema derecha, con discursos xenófobos y racistas que tienen cada vez más calado en la sociedad.

También se destaca que el 18,40 % de las informaciones escritas en prensa recibieron un tratamiento negativo; que en las noticias sobre agresiones, droga, ley gitana y policía esta cifra asciende a más del 70 % y que los medios de comunicación españoles no consultan fuentes gitanas en casi el 70 % de las informaciones publicadas sobre este pueblo.

Financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el informe constata, un año más, que el discurso del odio contra la comunidad gitana sigue muy presente en los medios de comunicación, especialmente en las informaciones que tratan temáticas como delincuencia, drogas, cárceles… y también en los programas de televisión y en las redes sociales.

Ramírez Heredia hizo hincapié en la necesidad de que el pueblo gitano tenga en los medios de comunicación el lugar que le corresponde, porque, dijo, “nada servirá para nada si no ganamos la batalla en ellos”. Aseguró también, que el pueblo gitano seguía sufriendo racismo y distinción social, pese al avance experimentado en los últimos años que, según su entender, no ha bastado para salir del último lugar.

El informe se presentó en el aula de comunicación de la Asociación de Periodistas-Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL) y la presidenta del Colegio de Periodistas en Almería, Covadonga Porrúa y el presidente de la AP-APAL, José María Granados, intervinieron en la presentación. Ambos destacaron que el Código Deontológico de la FAPE especifica que el periodista debe “abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo de una persona o cualquier enfermedad o discapacidad física o mental que padezca”, y añade que “debe también abstenerse de publicar tales datos, salvo que guarden relación directa con la información publicada”.