La FAPE exige que se revoque la orden judicial que ordenó la incautación de sus móviles a dos periodistas de Palma

50

Si la incautación de móviles a periodistas sirviera de precedente se acabaría con el periodismo, ha manifestado el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, en una rueda de prensa celebrada  conjuntamente con la presidenta de la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB), Ángeles Durán. El presidente de la FAPE ha recordado que no hay antecedentes de una acción similar contra periodistas y que el secreto profesional es un derecho fundamental, y ha exigido que se revoque la orden judicial dictada por el juez Miguel Florit. “Exigimos una rectificación inmediata, aunque el daño ya está hecho”, ha dicho, ya que si se pierde la confianza entre los reporteros y sus fuentes es imposible que estos puedan seguir trabajando.

Rodríguez ha hecho esta advertencia en  Palma de Mallorca, a donde se ha trasladado para mostrar su apoyo a los periodistas Kiko Mestre y Blanca Pou , de Diario de Mallorca y Europa Press Baleares, que han visto vulnerado su derecho al secreto profesional en los últimos días, después de que, el pasado 11 de diciembre,  Florit ordenara que se requisaran sus teléfonos móviles y ordenadores para investigar una filtración.

rueda-prensa-portada-1

 

Según ha confesado, Rodríguez no se cree que los móviles incautados por la Policía Nacional no hayan sido analizados todavía, como detallaba este miércoles la Fiscalía en un comunicado que, asimismo, informaba de que “siguen bajo custodia judicial”, y calificó dicho comunicado de “contradictorio”. Además, ha declarado que no entiende como “ocho días después se justifique algo que no era justificable” lo que resulta “un tanto extraño”.

Respecto a la carta que la FAPE entregó para al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, en la que denunciaban que “el daño que se había hecho al trabajo de los periodistas es enorme” ha informado de que no ha habido ninguna respuesta”.

En su intervención, Nemesio Rodríguez también ha querido destacar la respuesta de la profesión ante estos hechos, punto sobre el que la presidenta de la APIB ha remarcado que está “muy satisfecha por el apoyo y el respaldo” que han ofrecido los periodistas. Durán ha afirmado que “hay más de 1.700 firmas entre las que se encuentran desde directores de grandes medios hasta redactores de periódicos locales” .

A la rueda de prensa han asistido la directora de Diario de Mallorca, María Ferrer; la delegada de Europa Press Baleares, Antonia López; y el periodista Kiko Mestre