RSF hace balance de un año negro para la libertad de información en Cataluña por la polarización política

219

Reporteros Sin Fronteras, un año después de denunciar en un informe el clima de presiones a la prensa en Cataluña en los meses previos al referéndum independentista señala que el ambiente de hostilidad “se ha relajado considerablemente, pero aún hoy, los profesionales de los medios -sea cual sea su línea editorial- siguen sufriendo ataques a la libertad de información, especialmente aquellos que trabajan a pie de calle o son activos en las redes sociales”, por lo que denuncia que distintos incidentes ” han marcado un ‘annus horribilis’ de la prensa en Cataluña”.

flag-2123796_640

RSF ha detallado los incidentes que han marcado el año, con impedimentos a los periodistas para trabajar, insultos y agresiones; tanto por parte de independentistas como contrarios; incluso fuera de la comunidad autónoma, pero relacionadas con el conflicto, como las intimidaciones que sufrieron en Zaragoza los periodistas que cubrían una asamblea convocada por Podemos sobre soluciones al problema catalán. La organización ha reiterado su rechazo a cualquier amenaza al ejercicio del periodismo y su preocupación por cómo el clima de enorme polarización que afecta a la política catalana se ha trasladado a unos medios a menudo tan enconados como la propia política.

“Hace más de un año, nuestra organización lanzó el hashtag #RespectPressCAT para alertar sobre el clima irrespirable que afectaba al periodismo en Cataluña. Aunque constatamos con alivio que la situación de máxima tensión ha mejorado, seguimos reivindicando respeto a todos los profesionales de los medios, tengan éstos la línea editorial que tengan, tanto por parte del poder político, como de los ciudadanos de a pie. La prensa no puede ni debe ser cómplice de una polarización que afecta directamente a la libertad para informar de sus profesionales”, afirma Alfonso Armada, presidente de RSF España.