Los trabajadores de CHIP Audiovisual comienzan un mes de “jueves negros” para denunciar la falta de personal y la precariedad laboral en Aragón TV

29

El comité de CHIP Audiovisual, empresa del grupo Henneo que lleva a cabo los programas informativos, deportivos y el Tiempo para Aragón TV,  ha convocado para los jueves de este mes de junio una serie de medidas de presión con las que pretende dar visibilidad  y denunciar su situación de precariedad laboral. No utilizar el teléfono personal para temas laborales, negarse a recibir órdenes de personas ajenas a la empresa y vestir de negro durante toda la jornada son algunas de las medidas que llevarán a cabo los días 7, 14, 21 y 28 del mes de junio. A esto se acompañará una jornada de protesta en las redes sociales bajo la etiqueta #juevesnegrosATV.

chip2

Hace doce años que la televisión autonómica aragonesa se puso en marcha apostando por un modelo de externalización que incluye los servicios informativos, deportes y el tiempo. En este tiempo, estos tres bloques se han erigido como el puntal del canal, obteniendo una media del 25% de audiencia en sus ediciones, muy por encima del 8% de media de la cadena. Sin embargo, “las condiciones laborales de los trabajadores que llevamos a cabo estos programas no gozan del mismo reconocimiento”, señala el comunicado del comité de de CHIP audiovisual. “A unos salarios desiguales, bajos y prácticamente congelados, una compensación económica exigua por trabajar en fin de semana y las dificultades para conciliar la vida laboral y familiar, se une una carga de trabajo cada vez mayor debido a la escasez en la plantilla, las constantes eventualidades de muchos compañeros y la precariedad en los medios técnicos”, añade.

Desde el Comité aseguran, además, que la plantilla es “insuficiente” y está formada “en buena parte por trabajadores con contratos absolutamente precarios en su duración y compensación. Asimismo, se abusa de la disponibilidad de los trabajadores, obligando a constantes prolongaciones de jornada y modificando en exceso sus turnos de trabajo. No se invierte lo suficiente en medios técnicos, con los problemas que ello conlleva y poniendo incluso en riesgo la salud de los trabajadores”.

A ello se suma la dificultad de los representantes del Comité para abordar cualquier negociación con la empresa: “Nos encontramos con una dirección sin ánimo de mejorar las condiciones de sus trabajadores y que sólo se fija en los criterios económicos. Entendemos que esto, además de empeorar el ánimo y la salud de la plantilla, repercute en la calidad del servicio”.

Junto a esto, el Comité de CHIP Audiovisual quiere denunciar lo que considera “un incumplimiento del modelo de subcontratación elegido por Aragón TV para los informativos, deportes y el tiempo, quedando a menudo distorsionado el organigrama de la empresa contratante y la prestadora de servicios”. “Si bien consideramos que lo normal en una redacción es la constante interlocución de todas sus partes, el modelo escogido debe ajustarse a normativa laboral y establecer esos límites. De lo contrario, se cae en la perversión de que Aragón TV obtiene lo mejor del modelo (excelentes audiencias a módico precio) pero no así los trabajadores de CHIP, que vemos como nuestras condiciones distan mucho de parecerse a las de la plantilla del personal laboral de Aragón TV”, sostienen.

Por todo ello, el Comité emplaza a la empresa a afrontar una negociación que mejore las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. “Creemos que es hora de reconocer la labor de una plantilla que consigue cada día sacar adelante los informativos, los deportes y el tiempo con la mayor calidad posible y con demostrada profesionalidad”, aseguran los representantes sindicales de los trabajadores de CHIP audiovisual, que también lanzan el guante a Aragón TV y a los responsables públicos del ente. “De ellos también depende, en última instancia, las condiciones en las que ejercemos nuestro trabajo”, apuntan.

Desde el Comité de CHIP Audiovisual confían en que las medidas tomadas surtan efecto. “De lo contrario, nos veremos obligados a convocar nuevas movilizaciones en los próximos meses”, aseguran, para finalizar el comunicado.