Reporteros Sin Fronteras denuncia en un informe las dificultades de los periodistas para investigar temas sobre derechos de la mujer

129

Con ocasión del Día Internacional de la Mujer, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha publicado el informe “Los derechos de las mujeres: investigaciones prohibidas”, de libre descarga en PDF, en el que muestra las dificultades a las que se enfrentan los periodistas –hombres y mujeres– que investigan temas relacionados con los derechos de las mujeres. El informe, fruto de una investigación realizada durante varios meses, muestra en los últimos cinco años 90 casos de grave violación de los derechos de los periodistas a causa de sus trabajos sobre la condición de la mujer.

FOTO: Behrouz Mehri/AFP
FOTO: Behrouz Mehri/AFP

Así, 11 periodistas han sido asesinados, 12 encarcelados y al menos 25 agredidos por haberse atrevido a hablar de la condición femenina en su país; otros 40 han padecido o siguen sufriendo amenazas en las redes sociales. Entre los casos más graves, Gauri Lankesh, redactora en jefe del semanario laico y feminista de India Gauri Lankesh Patrike, fue asesinada en 2017 por sus denuncias del papel de la mujer en el sistema de castas. En Irán, numerosas periodistas feministas han padecido hostigamiento judicial y han sido encarceladas por sus escritos, como Mansoureh Shojaii, quien finalmente optó por el exilio, y Narges Mohammadi, que se encuentra en prisión. En Somalia, Abdiaziz Abdinur Ibrahim fue detenido y condenado a un año de cárcel por haber difundido “información falsa”, porque entrevistó a una víctima de violación.

“No es posible que aún hoy en día, en pleno 2018, los periodistas que investigan temas relacionados con los derechos de las mujeres sigan arriesgando su vida, como por desgracia sucede en muchos lugares del mundo”, señaló Christophe Deloire, Secretario General de RSF. “En este informe mostramos la manera en que los predadores de las libertades obstaculizan los reportajes y las investigaciones de periodistas –sean mujeres o hombres– relacionados con los derechos de las mujeres. También ponemos sobre la mesa recomendaciones muy claras para que se respete el derecho de todos los miembros de la población, sin diferencias de género, a recibir un trato mediático equitativo, sin el que no es posible hablar de libertad periodística y de pluralismo”, agregó.

Como responsables RSF señala en su informe a los grupos radicales, como los talibanes o el Estado Islámico; en Estados Unidos los grupos Provida también amenazan de muerte a los periodistas que abordan el tema del derecho al aborto. Por otra parte, las organizaciones criminales también buscan hacer callar a los reporteros: en México, cubrir los feminicidios en el estado de Chihuahua es muy peligroso. Asimismo, los regímenes autoritarios –China, Turquía y Egipto a la cabeza– tampoco desean que la cuestión de la condición de la mujer se inscriba en el debate público. En Francia y Canadá, al igual que en otros países, hordas de internautas rabiosos han lanzado campañas de ciberacoso contra periodistas. Cuando las víctimas son mujeres, las agresiones son mucho más violentas y en la mayoría de los casos son de carácter sexual.

Frente a estas presiones, algunos reporteros no han tenido otra opción que el exilio; otros, han dejado de escribir. Sin embargo, también hay algunos decididos a resistir. En este informe, RSF quiere rendir homenaje a estos periodistas, así como hacer recomendaciones a los Estados, las organizaciones internacionales, las plataformas en línea y las redacciones para que el tema de los derechos de las mujeres deje de ser un tabú y que los periodistas que buscan trabajar en esta cuestión puedan hacerlo libremente.