Dos trabajos aragoneses han sido finalistas en los II Premios Transfiere de periodismo científico

78

Transfiere, Foro Europeo para la Ciencia, Tecnología e Innovación, ha entregado su III Premio de Periodismo de Apoyo a la Divulgación Científica, Tecnológica e Innovadora. Entre los trabajos presentados de toda España competían por el premio tres finalistas en las categorías de periodismo escrito y audiovisual y en las dos se encontraban dos trabajos aragoneses el programa Agora de Aragón Radio y los reportajes de Carmen Serrano sobre el programa espacial Copernicus en Heraldo de Aragón.

premiostransfiere

Aunque finalmente, ninguno de los dos han ganado el premio de tres mil euros, en la gala de entrega han recibido un reconocimiento por su labor para poner en valor el papel de periodistas y comunicadores para trasladar el conocimiento científico a la sociedad.

Agora puede escucharse cada medianoche de lunes a viernes y descargarse en su canal específico en la radio a la carta  con reportajes y secciones sobre los distintos aspectos de la ciencia. El programa finalista tiene como tema destacado el testimonio del astrofísico y profesor de la Universidad Queen Mary de Londres Guillem Anglada-Escudé, descubridor del exoplaneta Próxima-b. Además, entre otros científicos, Manuel González Bedia, del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón, explica su trabajo cartografiando el cerebro humano para progresar en el ámbito de la inteligencia artificial.

Por su parte, Carmen Serrano ha llegado a la final con el reportaje, “Copernicus ve desde el espacio las heridas de la Tierra“, publicado en el suplemento de ciencia de Heraldo, Tercer Milenio, en el que explica los usos de este programa de satélites de la Agencia Espacial Europea y en particular el que se hace en instituciones y centros de investigación aragoneses.

El Foro Europeo para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Transfiere, que este año alcanza su séptima edición, está reconocido como el principal evento español sobre I+D+i. En él, participarán más de 1.000 empresas y 4.000 profesionales para crear un espacio común entre investigadores y empresas para propiciar la transferencia de conocimiento.