El Informe Anual 2017 de Reporteros Sin Fronteras destaca “meses negros” para la libertad de prensa en España

67

Reporteros Sin Fronteras (RSF) España ha presentado este 1 de febrero en el Centro Internacional de Prensa de Madrid el Informe Anual 2017 de la organización, que analiza los principales acontecimientos sobre la libertad de información en todo el mundo. El presidente de RSF España, Alfonso Armada, ha presentado los principales datos de un estudio que denuncia el retroceso de la libertad informativa tanto en el mundo, como en los países democráticos, pero que este año ha resultado especialmente crítico en España, principalmente por las presiones en torno al procés en Cataluña.

InformeRSF2017

“Si el conflicto que ha enfrentado durante los últimos años a las fuerzas independentistas catalanas con el gobierno central ha ido pasando una lenta pero constante factura al periodismo en la región, los últimos tres meses de 2017 figuran ya entre los más negros de la historia democrática en cuanto a libertad de prensa en Cataluña se refiere”, sostiene el Informe Anual 2017 de RSF. Así se señala el acoso contra periodistas por su posición sobre el independentismo, las agresiones a periodistas y reporteros gráficos durante la cobertura del referéndum unilateral de independencia o  los ataques a El Periódico por su noticia sobre la alerta del atentado en las Ramblas.

El informe también califica de “hecho insólito”, el encarcelamiento de dos periodistas de origen turco por orden de este país: el sueco Hamza Yalçin, en Barcelona y el alemán Dogan Akhanli, en Granada. Por otro lado, RSF celebre el cambio de fórmula para elegir a los miembros del consejo de administración de RTVE y su presidente y pese a los aspectos denunciados, España mejora en la calificación mundial de libertad de prensa y pasa del puesto 34 del año pasado al 29.

“Sombras inquietantes”

La introducción general al informe destaca ya en su título “sombras inquietante en buena parte del mundo” y así se señalan tendencias como la difusión de fake news “con Rusia a la cabeza”; la reducción de la cobertura informativa por el hostigamiento contra periodistas y medios de gobiernos no democráticos, particularmente en África; o la ofensiva legislativa invocando la seguridad en democracias consolidadas como Australia o Francia.

Por otra parte, se resaltan los 65 periodistas asesinados, 54 periodistas secuestrados y 326 detenidos en distintos países a lo largo de 2017 y la grave situación de los informadores en México y Turquía, que se resalta junto con China como la “gran cárcel de periodistas”, aunque se recuerda que el asesinato de periodistas llegó a Europa con el atentado con un coche bomba en Malta contra Daphne Caruana por sus investigaciones sobre la corrupción gubernamental.

El Informe de RSF incluye además un análisis por continentes, que en Europa resalta el peligro contra la privacidad de los periodistas, y fichas para cada país.

El acto de presentación ha contado con las intervenciones del editor turco Mehmet Siginir y del periodista Siscu Baiges, como ejemplo personal  de dos acontecimientos denunciados: la purga masiva contra las voces críticas en Turquía y las presiones que han sufrido los periodistas antes, durante y después del referéndum del 1 de octubre en Cataluña. La periodista de la Cadena SER Pepa Bueno ha intervenido como presentadora y moderadora

En a parte de presentación del documento, el presidente de Reporteros Sin Fronteras España, Alfonso Armada, ha recordado también la figura de Malén Aznárez, su antecesora en el cargo hasta su fallecimiento el pasado verano.