El vino de Navidad de la APA vuelve a reunir a los periodistas para celebrar las fiestas y el periodismo

134

La Asociación de Periodistas de Aragón ha despedido sus actividades del año con el tradicional vino de Navidad para desear a todos los profesionales unas felices fiestas y un magnífico 2018. Además de ser una ocasión de encuentro entre compañeros, en la cita de Zaragoza el presidente de la APA, José Luis Trasobares, ha destacado que 2017 acaba con “relativa euforia” por los decisivos pasos para la creación del Colegio de Periodistas de Aragón, que también se plantea como principal reto para el próximo año. En Teruel y Huesca, los asociados también se han reunido en celebraciones paralelas.

DSC_0095

José Luis Trasobares ha destacado que el anteproyecto de ley del Colegio profesional ya ha superado sin obstáculos el trámite de exposición pública y se espera que esté definitivamente aprobado por las Cortes antes del verano. Aunque ha subrayado que este nuevo organismo “no va a resolver por si solo los problemas de la profesión”, sí ha señalado que será un instrumento útil, tanto para la profesión como para reivindicaciones como que los licenciados en Periodismo puedan ejercer como profesores de secundaria “por lo que tenemos bastantes tareas inmediatas que acometer“.

Por otra parte, el presidente ha añadido entre los proyectos para el nuevo año la organización del XIX Congreso de Periodismo de Huesca y la colaboración con la recién fundada Asociación de Fotoperiodistas de Aragón, como dos facetas más del esfuerzo para “participar de forma colectiva y proyectarnos en el futuro” frente al difícil momento de la profesión.

La crisis y los retos del oficio han sido inevitablemente referencia en la intervención del presidente, que ha considerado el periodismo “un producto específico de la Edad Contemporánea que ya ha finalizado”, pero que ha terminado su intervención señalando tanto que “el periodismo seguirá porque siempre ha existido gente que contaba lo que pasaba”, como con una declaración personal suscribible por casi todos los presentes:”no creo que hubiera sido más feliz con ninguna otra actividad”.

Ante todo, el vino de Navidad ha vuelto a reunir a toda clase de periodistas, desde jubilados a becarios, de responsables de la dirección a parados y de todos los medios para saludar a antiguos compañeros y conocer otros nuevos, informarse de las novedades laborales y personales, intercambiar noticias y comentarios sobre la actualidad y la profesión y felicitarse todos las navidades.

Una ocasión que muchos asistentes han aprovechado también para recoger el aguinaldo de la asociación o colaborar en las dos campañas de solidaridad que están en marcha: entregar juguetes para la ONG “Que no falte de nada” y comprar álbumes fotográficos de Reporteros Sin Fronteras.