El tratamiento de la infancia en los medios “progresa adecuadamente” según un estudio de FAPE y Aldeas Infantiles

51

Aldeas Infantiles SOS y la Federación Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) han presentado el informe “La infancia vulnerable en los medios de comunicación 2016. Hacia la calidad informativa”, en el que varios expertos analizan el tratamiento de 5.673 noticias sobre menores vulnerables que han aparecido en la prensa escrita española entre septiembre de 2015 y junio de 2016. El estudio, de descarga libre en PDF, ofrece, además de las conclusiones generales, ejemplos de tratamientos positivos, negativos y mejorables.

FOTO 1

A través de la selección y estudio de 70 informaciones aparecidas en diarios de tirada nacional y local durante los meses de septiembre de 2015 y junio de 2016, el informe realiza un análisis exhaustivo sobre el respeto a la identidad de los niños, que siempre debe ser protegida, y analiza la aparición de datos que permitan identificar a los menores o a sus familias, especialmente cuando se encuentran en una situación vulnerable. Asimismo, revisa las posibles referencias al niño o su familia por su procedencia o religión, considerando inadmisibles las denominaciones xenófobas o despectivas. Sobre el total, se considera que el 6% de los casos tiene un tratamiento malo o muy malo.

El documento concluye que el tratamiento informativo en relación con la infancia vulnerable “progresa adecuadamente”, si bien “los periodistas deben seguir extremando el celo y apelando a su ética profesional para que cada vez menos informaciones pequen de la vulneración de los derechos de los niños”. Los autores señalan que, en términos generales, han encontrado más informaciones bien elaboradas que en el informe de 2015, aunque en su mayor parte sean sucesos pero señalan que es preocupante que en los textos todavía haya casos en los que se desvela la identidad de los menores o de su entorno familiar, mientras que en las fotografías sí se aprecia un mayor cuidado para no vulnerar la imagen de los niños.

La presidenta de la FAPE, Elsa González, señaló en la presentación que el periodismo “constituye un papel esencial en la sociedad para crear criterio en la ciudadanía. Ejerce una función de denuncia ante la injusticia, la corrupción o la desigualdad para dar voz al más débil e indefenso”. Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS, demandó a los periodistas su colaboración, “necesaria para el progreso”, señalando que “los grandes problemas de nuestra sociedad empiezan a cambiar cuando los medios se hacen eco de ellos”. Por su parte, el abogado Ignacio Martínez San Macario, representante del Consejo General de la Abogacía Española, resaltó que la legislación debe “proteger al menor, no sólo desde la inmediatez, sino a largo plazo, tratando de que los errores que se hayan podido cometer o las circunstancias en las que se haya desarrollado la vida del menor, tengan el impacto social más leve posible en su vida de adulto a fin de garantizar una cierta igualdad de oportunidades”.

Esta publicación pretende apelar a la ética profesional y al rigor a la hora de elaborar una información sobre infancia considerando su especial imporancia en la formación de la persona y que si no respetan los derechos de los niños desde los medios de comunicación, esto podrá influir negativamente en los adultos que serán el día de mañana.