La APA lamenta que la Universidad de Zaragoza no haya rectificado el concurso interno para proveer plazas de periodistas

165

La Asociación de Periodistas de Aragón ha enviado a los medios una nota de prensa denunciando que pese a las protestas y gestiones realizadas, la Universidad de Zaragoza ha mantenido sin cambios el concurso  interno convocado para contratar dos técnicos para su gabinete de Comunicación e Imagen sin exigir titulación en Periodismo; un sistema que ha suscitado una protesta unánime en la profesión.  Desde la APA se insiste en las razones de su protesta, aunque se concluye enviando ánimos “profesores y alumnos del Grado de Periodismo de la Universidad de Zaragoza”  Este es el texto íntegro de la nota, titulada “El Rectorado no rectifica”.

 

P1120400rewebvmg

Concluido el plazo marcado por el concurso interno que la Universidad de Zaragoza convocó para cubrir sendas plazas de técnicos de Comunicación e Imagen, el Rectorado ha mantenido tal procedimiento que en la práctica impide que los titulados en Periodismo puedan acceder a puestos que se corresponden plenamente con sus conocimientos profesionales. Ni las protestas de la Asociación de Periodistas de Aragón (APA) ni las gestiones realizadas a distintos niveles han surtido efecto, habida cuenta la autonomía de la propia Universidad y la supuesta sujeción a las normas de una convocatoria que será legal… pero no legítima.

El propio rector (hoy en funciones), Manuel López, ha justificado la situación declarando que las plazas serán “para el mejor postor” y que si se presenta algún funcionario titulado en Periodismo tiene todas las posibilidades de ser elegido. Pero no ignora el máximo responsable del Campus que en estos momentos no hay periodistas en disposición de solicitar los dos puestos de trabajo ofertados, y no los hay porque, de manera sistemática, las actividades relacionadas con la Comunicación se han cubierto mediante concursos internos y no a través de oposiciones abiertas. Así los licenciados o graduados en dicha especialidad jamás han tenido la oportunidad de entrar en la plantilla del PAS en razón de un título que actualmente imparte y otorga la propia Universidad de Zaragoza.

A la APA sólo le queda lamentar lo ocurrido, insistir en las obvias razones de su protesta y desear, citando el tuit de una colega, que cuando el rector vaya al médico sea atendido por un antropólogo. Mucho ánimo a los profesores y alumnos del Grado de Periodismo de la Universidad de Zaragoza. Pese a todo, enseñar y aprender este oficio merece la pena.