Un mes de prisión para el autor de las amenazas al periodista que investigó la corrupción en el Ayuntamiento de Torre-Pacheco

24

Fernando Albaladejo ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 1 de Cartagena por amenazar a Chema Gil, director de “Iuxsed”, quien publicó una serie de informaciones que finalizaron con la detención y condena del alcalde del PP, Daniel García Madrid (Informa Iuxsed.com).

IuxsedLa sentencia, que es firme, recoge que Albaladejo colgó amenazas y animó a la gente, a través de un foro de internet, a causar daños al coche del periodista, quien sufrió un intento de agresión e importantes destrozos en su vehículo, sin que haya podido probarse la vinculación de estos hechos con las referidas amenazas. Sí es constatable que la Guardia Civil determinó en esas fechas que, durante un breve periodo de tiempo, Gil y su familia fueran protegidos de eventuales agresiones.

Los hechos que han dado lugar a la condena de prisión, que puede sustituirse por una multa de 180 euros más el pago de las costas, se remontan a 2007, cuando Chema Gil, que en el juicio ha estado representado por el bufete Lorenzo Peña y Asociados, investigaba diferentes casos de posible corrupción que afectaban a la gestión del Partido Popular al frente del Ayuntamiento de Torre-Pacheco (Murcia). Finalmente, la propia Fiscalía requirió al periodista para que facilitara la documentación que sirvió de base a la serie de publicaciones. Tras esta comparecencia se judicializó una investigación que terminó con la detención e ingreso en prisión provisional del alcalde del mencionado Consistorio murciano, Daniel García Madrid, quien, hace unas semanas, en el primero de los juicios por aquellos casos, ha sido condenado a diez años de inhabilitación, estando pendiente de varios procesos más.

Una vez conocida la sentencia, Chema Gil, que ha contado con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) en esta causa, ha lamentado que, desde que se denunciaron los hechos en 2007, la sentencia firme se haya producido ahora, con lo que la condena se ha visto reducida debido a las “dilaciones indebidas”.