La Plataforma no comparte con José Antonio Sánchez los datos sobre costes, alternativa tecnológica, áreas de cobertura y comparativa con la BBC

138

La Plataforma en Defensa de la Onda Corta de Radio Exterior de España (REE)  celebra que el presidente de la CRTVE, José Antonio Sánchez, haya reconocido las emisiones de onda corta como un servicio público esencial y haya anunciado su reapertura inminente. No obstante, no comparte los datos que ofreció durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados en relación a costes, alternativa tecnológica, áreas de cobertura y comparativa con la BBC.

Sánchez argumentó como principal motivo para el cese de las emisiones de onda corta de Radio Exterior de España el elevado coste que este servicio suponía para las arcas de la corporación RTVE, cuando es de 0,11 por ciento de su presupuesto global.

La Plataforma insiste en que, hoy por hoy, no hay alternativa tecnológica disponible que garantice el servicio que ofrece la onda corta, y mucho menos conexión a internet en cualquier punto de planeta. Los miembros de la Plataforma, que siguen la programación de REE, constatan que existía cobertura de onda corta en la zona de Pacifico e Índico hasta el día del cierre.

La Plataforma no entiende la intención de Sánchez de reanudar las emisiones de onda corta de REE automatizando el centro emisor de Noblejas.

Además, la Plataforma quiere poner de manifiesto que el esquema de emisiones de la BBC en onda corta asciende a 987 horas semanales repartidas en diferentes frecuencias y no una diaria, como afirmó Sánchez.

La Plataforma en Defensa de la Onda Corta de REE pide a José Antonio Sánchez que la recuperación de la onda corta llegue de inmediato, para que sea estudiado en el próximo Consejo de Administración de la CRTVE, como prometió,  donde se prevea programación propia y el suficiente número de horas para cubrir zonas y cumplir con la misión que RTVE tiene encomendada como ente público.  Cada día de retraso puede llevar a situaciones irreversibles.

Hay que hablar del restablecimiento total de la emisión, lo contrario supone coartar un derecho de los ciudadanos españoles a la libertad de información, ya que carecen de otro medio para recibir noticias de España, al no contar con acceso a internet o vía satélite, desde cooperante a pescadores o marineros, tanto civiles como militares, entre otros. Esto supone también un desapego emocional con su país de origen, siendo suficiente justificación para que no desaparezca aquello con lo que se obtiene una amplia rentabilidad social.