Libya close up, fotoperiodismo en el frente

129

Rostros de un conflicto, esperanzas truncadas, súplicas y episodios característicos de una guerra conforman el contenido de ‘Libya close up’. Se trata del manual que salió a la venta a través de una financiación crowdfunding con el objetivo de recaudar dinero para el compañero Ricardo García Vilanova. El fotoperiodista había sufrido más de seis meses de cautiverio en Siria y, gracias a la colaboración de asociaciones, organizaciones y otras personas, se consiguió reunir la cantidad suficiente para que volviera a recuperar su equipo, que perdió durante el secuestro.

Libya close up 2
El fortín de Bab el Aziziya se convierte en atracción familiar de fin de semana, en particular el balcón desde el cual Gadafi daba sus discursos.

La Asociación de Periodistas de Aragón (APA) ha recibido un ejemplar para la biblioteca esta semana, ya que colaboró con la causa. Así cualquier asociado que lo desee puede disfrutar del contenido de este libro, que cuenta con las fotografías de Vilanova, un prólogo de Jon Lee Anderson y el texto en inglés y castellano de Félix Flores.

El manual acerca al lector una parte del conflicto libio. En concreto se comienza por el triunfo de la rebelión del 17 de febrero de 2011 en Bengasi, su fracaso en Trípoli y la fuerte resistencia en Misrata y en el oeste del país. “En este impactante libro de Ricardo García Vilanova y Félix Flores vemos los momentos cruentos de un acontecimiento histórico contemporáneo cuyos resultados finales están todavía por conocerse”, describe Jon Lee Anderson en el prólogo.

Además el reportero, que también ha vivido los conflictos en sus carnes, aconseja mirar bien las imágenes que han sido capturadas de forma cercana por un profesional “que lo arriesgó todo, también quizás preso de esa misma emoción extraordinaria que los soldados llaman el valor”. De esta forma el lector es testigo del escenario que rodea a los disparos de los francotiradores, a los momentos íntimos de los rezos e incluso las gotas de sudor y de sangre de los heridos, entre otros instantes.

En Libya close up no solo hay fotografías, hay historias y momentos determinantes para Libia y para la primavera árabe en su conjunto, y se desarrollan a lo largo de 161 páginas.

Con la dedicatoria de Ricardo García Vilanova se coloca el punto final al libro: “Gracias por vuestra preocupación durante los últimos meses. Vuestra bienvenida y apoyo me motivan a seguir adelante”. También agradece las aportaciones que le permitirán volver a hacer lo que le gusta, “estar detrás de la cámara, trabajar con imágenes y contar las historias sobre los conflictos que nos rodean”.