La FAPE y APM recuerdan que la libertad de expresión es un derecho constitucional

29

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha mostrado públicamente su rechazo a la demanda de protección del honor interpuesta por el Gobierno catalán contra periodistas críticos con la Generalitat.

La presidenta de FAPE ha declarado a Servimedia que “la Constitución garantiza la libertad de información y de expresión en nuestro país. Por lo tanto es libre el derecho a emitir opinión y crítica. Y resulta una obligación si se ejerce la profesión periodística, siempre realizada con respeto y preservando la dignidad de las personas”.

González ha señalado que así lo recoge el Código Deontológico de la FAPE. “Precisamente, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología fomenta la ética desde la autorregulación, con libertad, sin multas, ni censuras”.

La demanda de la Generalitat, que se fundamenta en el informe del CAC, “no responde a las premisas de libertad en una sociedad democrática y recuerda a actuaciones dictatoriales y de censura de regímenes anteriores”, asegura.

La APM recuerda que la opinión y la crítica son libres.

Ante la denuncia de la Generalitat catalana contra varios periodistas, algunos de ellos asociados de esta organización, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) recuerda que la opinión y la crítica son libres en nuestro país y que la libertad de expresión está garantizada por la Constitución como un derecho fundamental.

La APM recuerda que el Código Deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) establece que los periodistas consideran que su ejercicio profesional en el uso y disfrute de sus derechos constitucionales a la libertad de expresión y al derecho a la información está sometido a los límites que impidan la vulneración de otros derechos fundamentales.

La Junta directiva de la APM recuerda a sus asociados que tienen a su disposición un servicio jurídico para defenderlos ante los tribunales.