La FAPE y la APA rechazan la propuesta del Consejo de Administración de RTVE para supervisar los informativos de la radiotelevisión pública

82

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación de Periodistas de Aragón (APA)rechazan la propuesta aprobada por el Consejo de Administración de RTVE para supervisar la elaboración de los contenidos de los servicios informativos del ente público.

Ambas organizaciones consideran que tal propuesta anticipa un objetivo de censura previa que creíamos desterrada en los medios de comunicación. Es una propuesta que nos devuelve a un pasado que creíamos superado, en el que la libertad de información no existía. Tal parece que los consejeros que respaldaron esta propuesta se han equivocado de época de actitud.

El director de Informativos, el periodista Fran Llorente, es la persona responsable de supervisar la producción de los Telediarios. A él corresponde, pues, la misión de asegurar que tales informativos cumplan con los principios de objetividad, imparcialidad e independencia.

El garante de estos principios es el Consejo de Redacción de RTVE, a quien se pueden dirigir los consejeros si consideran que tales telediarios vulneran los mencionados principios.

Una de las principales premisas de la reforma de RTVE, en 2006, perseguía, precisamente, asegurar el cumplimiento de tales principios y abrir una etapa que impidiera el control político de la información en la cadena pública.

La decisión del Consejo de Administración rompe los objetivos de la reforma de RTVE y pretende establecer un sistema de censura previa que, repetimos, habíamos dado por superada desde que en España recuperó la democracia. Con su decisión, además, los consejeros han perdido la independencia y se han dejado seducir por el interés de los partidos que los nombraron en controlar la información.

Lo más sorprendente de la decisión es la abstención del PSOE, el partido del Gobierno que optó por abandonar el control político de RTVE con el impulso de la reforma del ente público.

La FAPE y la APA  instan a los consejeros a revisar su decisión y a alejar el tufo a censura previa que se desprende de la aprobación de la propuesta del PP con los votos de este partido y los de CiU y la abstención del PSOE, ERC y CCOO.