La FAPE rechaza cualquier intento de control político de las televisiones

95

26 de julio de 2010.- La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza cualquier intento de control político en las televisiones, públicas y privadas.

A juicio de esta Federación, el acuerdo alcanzado entre PP y PSOE, por el que los bloques electorales incluidos en los informativos de las televisiones privadas aplicarían la misma proporcionalidad en función de los resultados de anteriores comicios, constituye un claro atentado contra la libertad editorial y de programación de las empresas.

Para la FAPE, la intención de los partidos políticos de imponer bloques electorales en las cadenas privadas es un claro intento de convertir la información libre en un altavoz de mensajes políticos, cronometrados y de dudoso interés para las audiencias.

La FAPE interpreta este pacto como un claro empeño de anular la profesión periodística, que ya es lo suficientemente vapuleada en la cobertura electoral con la convocatoria de ruedas de prensa sin preguntas, la distribución de productos ‘enlatados’ y la obligación de conectar con la señal oficial del partido político de turno en muchos de los actos electorales.

Por esto, la FAPE exige a los partidos políticos que revisen el texto del acuerdo, destinado a convertirse en proposición de ley, y no traten de coartar el derecho de la ciudadanía a recibir información libre y veraz.