Apuesta por un “cambio cultural y de mentalidad” en la II Jornada Nacional sobre Conciliación y Medios de Comunicación

132

3 de junio de 2010.- “La conciliación no es cuestión de moda, ni genera un conflicto social, la conciliación exige un ejercicio de coherencia personal”. Este planteamiento expuesto por el experto Paco Gay, profesor de Dirección de Personas de IESE Business School, Universidad de Navarra, ha marcado el punto de partida de la II Jornada Nacional de Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral en los Medios de Comunicación, celebrada hoy en Zaragoza y organizada por la Asociación de la Prensa de Aragón y la Dirección General de Familia del Gobierno de Aragón.

Durante todo el día, bajo el lema “Medios de comunicación, medios para conciliar”, el encuentro ha reunido a profesionales de distintos sectores en torno a un término, el de la conciliación que se ha definido de muchas maneras “armonizar, equilibrar, corresponsabilidad…”.

Aunque internamente los medios de comunicación “suspenden en conciliación, especialmente en tiempos de crisis, con plantillas más mermadas y precarias”, como ha señalado la presidenta de la Asociación de la Prensa de Aragón, Camino Ibarz, sí son, sin embargo, buenos transmisores de “valores y derechos, aunque los periodistas seamos los últimos en llegar a esos derechos”, como ha apuntado el periodista Pepe Verón.

Desde la empresa, por parte de presidenta de la Asociación de Empresarias de Aragón, María Jesús Lorente, una interesante aportación “la conciliación aporta ventajas a la empresa, porque aseguran plantillas más implicadas, más productivas y más competitivas”.

Desde el punto de vista de la educación, profesores universitarios y de enseñanzas medias coinciden en que “el cambio cultural y de mentalidad implica a toda la sociedad, y por igual a hombres y mujeres“. En este sentido, desde todos los sectores, superar la cuestión de género ha sido una consigna unánime para avanzar de verdad en conciliación, como una herramienta de mejora para todas las personas. Una fórmula que pasa por la flexibilidad y las posibilidades reales de horarios, de organización, de opciones personales.

Más información: Conclusiones de la II Jornada

Ponencias de la II Jornada