Stéphane M. Grueso: “Los dispositivos móviles son un elemento más del futuro de la comunicación”

28
VÍCTOR J. RODRÍGUEZ
El director y productor impartió un taller de edición de vídeo con dispositivos móviles en la sede de la APA, enmarcado en la programación del Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Aprovechando su visita dejó su opinión acerca del uso de las nuevas tecnologías en los medios.

En tu opinión, ¿qué importancia van adquiriendo o tienen ya, los dispositivos móviles para el trabajo de los periodistas?

Tienen dos grandes ventajas o más bien dos grandes realidades. La primera es que son máquinas muy potentes, capaces de hacer vídeos de gran calidad, procesar textos, fotografías de alta calidad y un sinfín de operaciones complejas, como reconocimientos de textos, correcciones ortográficas, etc. La otra, están conectadas a Internet, y la conexión online nos permite mandar noticias, cortes de vídeo y de audio a la redacción y publicar desde la calle, o desde cualquier lugar. Facilitan mucho el trabajo y eso es muy interesante en este tiempo, en el que la inmediatez se ha vuelto en los más importante dentro del negocio del periodismo.
tallerstephane2
¿Tienen más aplicación en redacciones de periódicos, de radio o de televisión?
Son importantes para todo. Hay una vertiente hoy que dice que el propio redactor, el vídeo-periodista y el fotógrafo, tiene que estar informado y conectado con el mundo, porque va a poder mandar y recibir materiales, redactar la noticia, enviar y editar textos, enviar sonidos, contar en directo lo que está pasando y va a poder hacer un montón de cosas con los dispositivos móviles. Son una herramienta principal. Hacen cosas que también puedes hacer con un ordenador y otras herramientas más complejas. Y gran parte de esas tareas las puedes hacer ahora de una forma cómoda y rápida. Además, los móviles te permiten que una vez elaboradas puedes publicarlas o mandarlas a la redacción. Me parece que es una cuestión muy interesante.
Los medios españoles están viviendo la transición de manera complicada.
No se si en España está siendo particularmente difícil. Vivimos una gran crisis en muchos modelos industriales con la llegada de Internet, que lo ha cambiado todo y ahora estamos cayendo sin saber muy bien hacia donde. Están cambiando las formas de consumo. La gente ya no quiere leer en papel, ni leer textos largos, o tal vez sí, pero lo que quiere es leerlo ya. Y quiere participar. Se está acabando la unidireccionalidad en la comunicación, el lector quiere participar, comentar en redes sociales y hasta elaborar su propia información. Internet representa además una oportunidad para muchas nuevas empresas informativas. Hay un caso paradigmático, que es que tras el hundimiento de un gran diario en papel como ‘Público’ surgieron otros como eldiario, La Marea y la Revista Mongolia, que están plagando el panorama con alternativas periodísticas muy interesantes. Todas son modelos distintos, La Marea funciona por suscripción, eldiario.es es un periódico copyleft,  pero todos comprenden la importancia de Internet y aceptan basar su negocio en torno a ello.
¿Cómo has notado a lo alumnos en el curso?
Hay muchas ganas de aprender y comprender cosas. Es interesante, pero hay mucha gente de radio y ¿qué hace gente de radio editando vídeos móviles? pues es muy interesante, porque ahora una radio no es solo una radio. Es una web y tiene contenidos en vídeo. Hay gente que comprende lo que yo, humildemente, les puedo aportar para que descubran este mundo. Ellos se van dando cuenta de que esto es un actor más, tampoco estas tecnologías lo van a cambiar todo, pero desde luego es algo nuevo a tener en cuenta. Si yo fuera cualquier trabajador o persona de medios, de prensa, intentaría enterarme y saber cómo funciona Internet en general y los dispositivos móviles. En este sentido, felicito a la APA por organizar esta jornada y a la gente que se ha molestado en venir a aprender de esto, porque creo que van por el camino correcto, porque es un nuevo elemento de lo que va a ser el futuro de la comunicación.
Es como la transición de la máquina de escribir al ordenador.
Sí, es una nueva crisis en los modelos de comunicación, la gente no quiere esperar a que se publique nada, no está dispuesta a pagar nada, ¿cómo vamos a conseguir que paguen? hay que pensarlo. Hay un gran consumo de los medios a través de estas pequeñas pantallas, la gente está leyendo nuestros artículos, viendo nuestros vídeos, hasta se ven películas en pantallas de 10 u 11 cm de diagonal, tenemos que re-elaborar la información. Ahora mismo se están plagando de vídeos las redes sociales, el vídeo es el rey del contenido. Tenemos que aprender a dar noticias dando vídeos si queremos que la gente se quede en nuestro medio, hay que saber cómo monetizar todo eso. Conseguir que lean nuestra información y dar noticias en vídeos es caro, porque hay que mandar redactores a sitios, a grabar y analizar cosas. Por eso tenemos que aprender a inventar cosas nuevas que nos permitan seguir encima del agua, comprender estas herramientas y cómo funcionan bien su aplicación en las redes sociales.
tallerstephane
¿Crees que YouTube revolucionó la manera de consumir vídeos en la red?
Fenómenos como YouTube han cambiado muchas cosas. YouTube ha hecho que mucha gente escuche música en su web, una web de vídeos. Es curiosos, porque muchos ni siquiera usan Spotify ni itunes. Estas son cosas que transforman la realidad. Este tipo de industrias transforman lo que somos. Hacen que lo que no sale en YouTube no exista, o que lo que tiene millones de visitas de repente sea relevante. Determina también cómo entienden el mundo los jóvenes españoles, por ejemplo. Son cosas que hay que aprender. Si queremos contar cosas importantes tenemos que conocer qué es YouTube. De hecho, todos los grandes medios del mundo están registrados en su plataforma.
¿Qué te parece que los telediarios usen imágenes sacadas de Internet, que a veces incluso son de baja calidad y se ven pixeladas?
No tengo ningún problema con temas de calidad. El problema que tengo con eso es que las televisiones y las grandes corporaciones son los mayores piratas que hay. Cuando vemos un corte de vídeo online en televisión hay que comprender que ese canal está, probablemente, infringiendo la propiedad intelectual. Aunque sea algo como un vídeo de un oso panda. Porque aunque pongan el logo de YouTube lo hacen, el dueño real es el usuario que ha subido la imagen. Hoy en día se genera mucho contenido y se rellenan muchos minutos de telediario con eso. Y es pirateo. Como cuando alguien se descarga un disco o una película. Me preocupa también la banalización de la información. Pero ese problema no viene de ahí, viene de otros problemas, de que las redacciones están vacías de gente y hay que llenar 45 minutos como sea.