Los trabajadores de AUZ desconvocan la huelga

81

El servicio de autobuses urbanos de Zaragoza vuelve a la normalidad tras tres meses de parones y horarios trastocados debido a una huelga de trabajadores que comenzó el 16 de septiembre. La lucha obrera logró su objetivo, que se readmitiera a gran parte de la plantilla que fue despedida. En total, 153 personas habían perdido sus puestos de trabajo por los recortes de líneas de autobuses que se habían producido en la capital aragonesa, entre otras razones.

Los vaivenes entre los trabajadores y la empresa no parecían alcanzar un acuerdo. “El conflicto laboral entre la empresa y los trabajadores a raíz de los 153 despidos y la inaplicación del convenio colectivo acabó por finiquitarse para ambas partes después de que la reunión celebrada este miércoles en el SAMA fracasara, haciendo que los trabajadores adelantaran su periodo de movilizaciones sobre el calendario que tenían estipulado”. (HERALDO)

Los periódicos autonómicos ofrecían análisis detallados y contextualizados de la situación caótica que se estaba viviendo en el transporte urbano de Zaragoza. “Autobuses: un conflicto derivado en la tormenta perfecta”. (EL PERIÓDICO DE ARAGÓN)

La semana pasada se dio un descanso a los parones de autobuses con el objetivo de debatir la propuesta de readmitir gradualmente a los recién desempleados. Y el 12 de diciembre, al final de la tarde, se confirmó el final de la huelga y la votación a favor de un acuerdo. E De esta forma, se irán reincorporando hasta 125 trabajadores despedidos. “Los trabajadores de Auzsa aceptan el preacuerdo y desconvocan la huelga en Zaragoza.” (HERALDO)

manifestaciontuzsa1

Los trabajadores, durante una manifestación/Arainfo.org

Ya habían regresado al trabajo algunos de los despedidos. “Vuelve al trabajo el primer despedido de AUZ”, se publicó el 28 de noviembre enviando señales positivas acerca del fin de los parones. (HERALDO)

El conflicto no acaba ahí, ahora el Ayuntamiento de Zaragoza reclama dinero a TUZSA por algunos servicios. “El ayuntamiento exigirá a TUZSA los 51 millones de euros que cobró de más: Alega que la revisión de precios de la concesionaria desde el 2009 incluye gastos que no tiene que asumir. La empresa tendrá que devolver 30 millones del coste por kilómetro y 20 por los bonos familiares” (EL PERIÓDICO DE ARAGÓN)

Ayer, 12 de diciembre, se publicaban algunas sentencias. “De los 20 millones que el Ayuntamiento de Zaragoza reclamará a la antigua contrata del bus, TUZSA, por los bonos que permiten a los familiares disfrutar de la gratuidad del servicio, solo podría recuperar 6.”(EL PERIÓDICO DE ARAGÓN)