Desbordamiento del Río Seco en Oliete

250

El río Seco, que habitualmente hace honor a su nombre, protagonizó el sábado en su confluencia con el Martín, cerca de Oliete, una crecida que no volverá a producirse hasta dentro de 500 años.

Esa es la estadística que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y que da idea de la magnitud de la riada. Mientras los técnicos seguían evaluando ayer el episodio, fuentes del organismo de cuenca explicaron que, “según los análisis pluviométricos, hidrológicos e hidráulicos realizados”, se estima que el caudal que presentó el río se situó en torno a los “120 o 140 metros cúbicos por segundo, lo que correspondería a un evento de más de 500 años de periodo de retorno”. La cifra no es más concreta, porque, como explicaron las mismas fuentes, “en el río Seco, donde los caudales son habitualmente muy bajos, no existe constancia de eventos similares previos que constituyan una referencia para estimar el caudal correspondiente al nivel registrado”. Un nivel que en la zona superó los 3 metros.

 

olieteinundado

Las fuertes tormentas dejan un desaparecido en Oliete. MARGA LAZARO / HA

A expensas de contar con una evaluación más definida de daños, el Gobierno de Aragón ha decidido tratar las consecuencias de la riada del sábado de la misma manera en que, de inicio, se abordaron los efectos de las crecidas del río Aragón en Castiello de Jaca y del Riguel en Sádaba (octubre del 2012), y del Ésera en Benasque (en junio de este año). Como ocurrió en estos casos, la DGA abrirá hoy mismo una oficina para atender a los afectados por la crecida del Martín y sus afluentes. Estará ubicada en el Ayuntamiento de Oliete y abrirá sus puertas de lunes a viernes y de 10 a 14 horas.

***

ACTUALIZACIÓN

El vecino de Oliete, que desapareció el pasado día 3 de agosto como consecuencia de una crecida en los ríos Seco y Martín provocada por las tormentas que se registraron en la zona, ha sido localizado en la mañana de este lunes 12. Los equipos de búsqueda han encontrado su cuerpo sobre las 12.00 de este lunes.

***

Todavía no se ha encontrado al vecino de Oliete desaparecido tras el desbordamiento del río Seco el pasado sábado. Desde este lunes a las 8.00 horas buzos de los Bomberos y de la Guardia Civil y la unidad canina de la Benemérita, así como miembros de Protección Civil se han afanado en las labores de rescate. Fuentes del Gobierno de Aragón han explicado que el hombre desaparecido y su esposa regresaban de buscar caracoles, en su coche, cuando fueron sorprendidos por la crecida del río en las inmediaciones del pantano de Cueva Foradada a última hora de la tarde de este sábado.

«En Oliete hoy nadie habla de los garajes y “masicos” (como masías, chalés colindantes al río) anegados, de los coches destrozados o las huertas devastadas; hoy solo se habla de la pérdida humana», afirman desde el Ayuntamiento local. Esther Carod, vecina de Oliete, acudió, como el resto del pueblo, con su hijo a observar la terrible tromba de agua. Señala que de no ser por la lluvia anticipada, «todo el pueblo hubiese estado bañándoseo paseando por el curso del río, pues es el lugar neurálgico de vida social de esta localidad» y entonces las pérdidas hubiesen sido mayores, sin duda.

 

 oliete-inundado

La riada, a su paso por el municipio de La Hoz de la Vieja.Foto: @TERUELMETEO / EPA

Se dice que en hora y media la riada descargó una media de más de 60 litros por metro cuadrado en la zona, pero en la cabecera del río Seco, normalmente sin agua en el cauce, llegaron a caer 200 litros, ha explicado Ramiro Alfonso, alcalde de Oliete, una de las localidades más afectadas por las inundaciones.

«Mi marido ha muerto» es la frase que repetía sin cesar Consuelo al salir con vida del cauce del río Martín. No tenían hijos. «En el pueblo no se habla de otra cosa, está todo el mundo muy preocupado.No se había visto tanta agua y maleza en décadas. Fue increíble, apenas cayeron 60 litros por metro cuadrado, lo cual se ha superado en otras ocasiones, pero el desbordamiento y el caudal tan enorme se produjo porque venía de pueblos de arriba, de La Vieja y de San Martín del Río, y aquí llegó de forma increíble. Había agua por todos lados», detalla Esther.

El alcalde de OlieteRamiro Alfonso, ha afirmado que numerosos caminos o acequias del municipio han sufrido las consecuencias de la fuerte tormenta caída el pasado fin de semana, quedando llenos de rocas, maleza, troncos o ramas, por lo que ha augurado un largo trabajo de limpieza.

El alcalde ha informado también de que el casco antiguo no se vio afectado por las riadas, pero sí las construcciones más nuevas, a las que entró lodo y agua, sin resaltar daños de importancia. No obstante, Alfonso ha asegurado que la única preocupación en este momento es la búsqueda del vecino desaparecido, a la que se incorporaba la unidad canina y que se localiza principalmente en el entorno del puente, que ha acumulado montones de troncos y ramas.