La educación de los excelentes

32

Mientras sigue la saga de entradas y salidas de la cárcel de presuntos o supuestos golfos apandadores expertos en apropiarse de lo pùblico – o sea de lo de todos – lo que también continúa es el malestar creciente por los tijeretazos que se propinan a los dos pilares de nuestro estado de – ya – medioestar; sanidad y educación. Hace una semana nuestra presidenta Luisa Fernanda Rudi sostuvo convencida que la educación no mejora por tener más recursos. Es más, afirmó que ocurre lo contrario. Lo dijo en el día de la Educación Aragonesa y sus palabras las difundió la Cadena SER Aragón.

Escucha aquí a Rudi hablar de educación

No hubo, que se recuerde, reacciones en la sala. Fuera de la gala la educación – la pública – sigue empeñada en demostrar que eso no es así y batalla contra viento y marea ante recortes, ajustes y medidas que se definen eficaces y racionales.

Una semana después, en la entrega de los premios a los mejores en sus carreras, una docena de los 126 galardonados no saludaron al ministro Wert. Algunos con la camiseta verde, que se alza contra la imposible política del más con menos, aseguraron que era una falta de respeto lo que se hacía con el sistema público de educación. Alguien pensará que fueron desconsiderados, que no estuvieron a la altura de las circunstancias pero yo estoy convencida de la dignidad y coherencia de un gesto que sale de los excelentes, de parte de los premiados, como los mejores en sus carreras. Son gente que afronta un futuro incierto, un futuro inhóspito, en el que quizá no puedan devolver en su país la inversión que se ha hecho en ellos y que han demostrado que merecían.

¿Como se puede sostener que con menos fondos se logra mayores resultados? Si hay recortes en investigación, si no se invierte en formar desde pequeños… ¿que nos espera? Me niego a creer que se actúa de forma premeditada y con alevosía, en función de un plan organizado. Prefiero pensar, ilusamente, que es la ignorancia supina la que lleva a estos desatinos. ¿O es que realmente queremos una sociedad tan discriminatoria en la que solo una élite tenga acceso a una mejor educación? Porque en los centros privados y exclusivos, sí hay fondos y medios, pero a este paso solo estarán al alcance de quienes puedan pagarlos.

 

Concha Monserrat

periodista