86 periodistas de 46 países se han unido para investigar qué se cuece en los paraísos fiscales del mundo

116

Una de las investigaciones conjuntas más espectaculares de la historia del periodismo con el objetivo de analizar los datos de la mayor filtración que se ha visto nunca, cuyo volumen medido en GB es 160 veces mayor que el de la filtración a Wikileaks de los documentos diplomáticos de Estados Unidos en 2010.

Secrecyforsale_cpi_header

Esto es lo que está a punto de comenzar ya esta semana, cuando se van a conocer las primeras conclusiones de los periodistas de algunos países como Alemania o Canadá. Lo que salga de esta macroinvestigación puesta en marcha y dirigida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), y las consecuencias que pueda tener, pocos se atreven a predecirlo.

Y es que lo que se va a investigar aquí son precisamente las cuentas y movimientos bancarios de los paraísos fiscales que hay repartidos por todo el planeta; los negocios, las relaciones y los archivos secretos de más de 120.000 empresas internacionales y cerca de 130.000 individuos, dejando al descubierto, según cuenta la propia ICIJ, “las relaciones ocultas de políticos, estafadores y mega-ricos de todo el mundo”.

ICIJ reconoce que esto que han llamado ‘Offshore Project’ y que en Twitter ya se conoce como #offshoreleaks es lo más grande que han tenido nunca entre manos. Por ello han decidido recurrir a una investigación colaborativa entre los grandes medios internacionales, para que cada uno analice los datos de su zona de influencia, extraiga lo que es relevante y entre todos puedan cruzar los datos y establecer las conexiones oportunas.

En el proyecto participan medios de más de 30 países, entre ellos The Guardian, la BBC, Le Monde, Süddeutsche Zeitung, The Washington Post o la Canadian Broadcasting Corporation (CBC).

GerardryleLa historia de ‘Offshore Project’ comenzó hace poco más de un año, cuando al director ejecutivo de ICIJ, Gerard Ryle, le llega un disco duro con 260 GB de datos y 2,5 millones de archivos con todo tipo de información financiera sobre individuos y grandes empresas de 170 países distintos.

Desde entonces, ICIJ ha estado ‘buceando’ por esos archivos que contienen, según avanza el propio Consorcio, datos de todo tipo de negocios, tanto sucios como limpios, de empresas y de gobiernos y de ciudadanos ricos y también de clase de media. La labor de los periodistas es ahora extraer lo que sea relevante para la opinión pública.

Algunas de las conclusiones obtenidas durante estos primeros meses análisis de los documentos han sido ya publicadas por la ICIJ. Puedes leerlas aquí. Referente a España, por ejemplo, se ha destapado que la baronesa Thyssenestaría comprando obras de arte a través de empresas que tienen cuentas ubicadas en paraísos fiscales.

Fuente: 233 Grados